Investigan si al custodio de Boudou lo mataron por una venganza

miguel cisbani
La Justicia investiga si el asesinato de un custodio del vicepresidente Amado Boudou ocurrido el jueves por la noche en Temperley se trató de un violento intento de robo o de una venganza personal. Para establecer el hecho, se estudian las filmaciones de cámaras de seguridad de la zona.
El efectivo de la Policía Federal Miguel Ángel Cisbani, de 50 años, era velado anoche en la cochería Lasalle, ubicada en la avenida Yrigoyen, frente a la Plaza Grigera. Se esperaba la presencia en el lugar de Amado Bouodou.
Hasta el momento, los investigadores han podido establecer la existencia de un breve pero intenso tiroteo entre el policía y los tres delincuentes que se movilizaban en un Peugeot 206. Cuando lo abordaron, Cisbani se encontraba frente a su vivienda ubicada entre Carabobo y El Zorzal, en San José, Temperley.
Al parecer, el policía sospechó que estaban por asaltarlo y extrajo su pistola Glock, se identificó, les apuntó. En ese momento, se produjo un tiroteo en el que recibió seis disparos: cuatro en las piernas y dos en la zona derecha de las costillas.
Fuentes policiales señalaron que los agresores le robaron la pistola del policía – que estaba vestido de civil, en la puerta de su casa -, se subieron al Peugeot 206 oscuro en el que llegaron al lugar y escaparon.
La mujer de la víctima llamó al 911. Una ambulancia lo trasladó al Hospital Gandulfo, donde falleció a poco de llegar.
Los peritos de la Policía Científica provincial encontraron gran cantidad de casquillos provenientes tanto del arma que disparó Cisbani como la de sus agresores. También detectaron manchas de sangre a unos 40 metros de la casa del policía y en la dirección en la que escaparon los homicidas, por lo que los investigadores sospechan que uno de los ellos se encuentra herido.
Ahora, los investigadores analizan la grabación de una cámara de seguridad instalada a media cuadra del lugar del hecho, con el fin de identificar detalladamente el auto en el que se movilizaban los agresores.
Hasta allí parece sostenerse claramente la versión de un violento intento robo que Cisbani intentó frustar.
No obstante, la Justicia no descarta otros datos para nada menores: la excesiva saña de los delincuentes y el hecho de que le robaron el arma al policía pero no la mochila que llevaba consigo. Fuentes judiciales señalaron que “es preciso determinar fehacientemente determinar si fue un intento de robo con mucha violencia o una especie de venganza”
En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de turno del Departamento Judicial Lomas de Zamora, a cargo de Fernando Daniel Semisa
Ciudad Animal había adelantado en exclusiva que Miguel Cisbani se desepeñaba desde 1996 como custodia de distintos funcionarios del Ministerio de Economía de la Nación. En esa tarea, en 2008 mantuvo un tiroteo con un par de jóvenes delincuentes que intentaron asaltar al entonces ministro de Economía, Roberto Fernández. En circunstancias, uno de asaltantes terminó muerto.
El policía continuó en esa función durante la gestión de Amado Boudou, quien al ser electo vicepresidente de la Nación llevó al policía a cumplir funciones como custodio en la presidencia de la Cámara de Senadores de la Nación. Este dato da cuenta de la suma confianza que Boudou en el efectivo muerto frente a su vivienda de Temperley.
En el plano social, Cisbani era el presidente del Club Social y Deportivo Ituzaingo, una entidad ubicada en Iriarte al 1300, en el barrio de Villa Galicia, en Temperley.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Investigan si al custodio de Boudou lo mataron por una venganza"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*