“Dejamos de ser una comunidad para ser una familia”

 Mi Lugar Secreto

* Por Adrián Sotelo

* Foto: Casandra González

* De AGENDA CULTURAL PRISMA

 

Un clásico de Manal dice: “Una casa con diez pinos, hacia el sur hay un lugar…”. Javier Martínez lo compuso en una casa de Monte Grande, donde pasó todo un día junto a muchos otros artistas que allí convivían y creaban todos juntos.

En Lomas de Zamora, hay una casa que no tiene diez pinos pero sí mucho arte. Allí conviven los integrantes de la banda de rock Mi Lugar Secreto: Alexis Lio (bajo y coros), Cristian Pouso (guitarra y coros), Sebastián Piombo (batería) y Rodrigo Valdez (voz y guitarra).

La casa tiene también su propia sala de ensayo y el estudio de grabación donde grabaron el nuevo disco de la banda, que existe como grupo de música desde 2007, cuando dejó de llamarse Zianuro, pero que se conocen entre ellos desde muy chicos y se nota cuando alguna respuesta a la entrevista la empieza uno y la termina el otro (¡Atención a la respuesta a cómo componen sus temas!).

Los cuatro integrantes más Lucas Rossetto, del sello Punk.Co, su “imaginador de ideas”, como le dicen ellos, nos recibieron para hablar de su trayectoria, el nuevo disco, “Fresco”, y el recital que darán en el Teatro Municipal de Lomas de Zamora el domingo 18 a las 20.

 

¿Por qué se llaman Mi Lugar Secreto?

 

Rodrigo: Con la banda anterior, Zianuro, teníamos un tema que se llamaba “Mi Lugar Secreto”, que era el que tenía más significado para bancarse ser el nombre de la banda. Un significado personal. El tema habla de que cada uno tiene su propio lugar secreto, que es tuyo y de nadie más, donde estás cuando a veces te pasan cosas malas. O buenas.

Alexis: Es súper amplio el nombre. Creo que cada uno le da su propio significado.

 

¿Por qué decidieron dejar de ser Zianuro?

 

Alexis: Cuando entró Seba como baterista, nos propusimos sacar un disco, cambiar el nombre de la banda y buscar una alternativa nueva.

Seba: Estaba muy en el género del punk rock, la banda. Nosotros mismos estábamos muy encasillados en tirarnos a ese género y sentíamos que el mismo nombre nos tiraba para ese lado. Había 300 bandas que se llamaban Zianuro.

Rodrigo: Ahora hay una peruana que se llama Zianuro. Yo de vez en cuando me fijo. Son unos pibitos. Siempre son pibitos. Como éramos nosotros cuando empezamos…

Seba: El cambio de nombre nos abría también el panorama de arrancar de nuevo, salir del punk rock y hacer lo que pinte. Aunque igual el primer disco nuestro es re punk (“Mi Lugar Secreto”, 2008).

Rodrigo: Es justo en el cambio, cambiamos el nombre e hicimos el disco ese que es más melódico. Después sacamos el segundo, “Somos”, y ya fue totalmente liberado, no seguímos ningún estilo. Sin ninguna restricción.

 

¿En esta?

 

Alexis: No, en otra casa, en Temperley, y directamente lo hicimos todo nosotros. No dejamos que nadie venga a decirnos nada y fue súper libre, pero llevó un desgaste de más de un año y pico hacerlo.

Alexis: Muy experimental. Mucho tiempo armando los temas, tocándolos, componiéndolos. Estuvimos mucho tiempo para hacerlo.

Seba: 300 micrófonos por toda la sala, probando cuál era el que mejor sonaba….En la casa anterior, el “proyecto casa” era entre más gente. Esta casa la organizamos entre nosotros tres pero es la casa de la banda. En la otra, era más enquilombado porque tardamos más en armar la sala, y por eso demoró más el disco.

Rodrigo: Esta es una experiencia más ordenada. Fuimos encontrando una manera de ser más efectivos.

 

¿Cómo fue la grabación de “Fresco”, el nuevo disco?

 

Alexis: En tres meses lo compusimos acá. Con pautas de Lucas Rossetto, del sello Punk.Co, que nos ayudó y nos puso ciertos límites para poder hacer todo más dinámico.

 

¿Lucas es el productor del disco?

 

Alexis: Es el road manager, el imaginador de ideas.

Rodrigo: El productor artístico del tercer disco es Diego Murovankin.

Alexis: Diego y Lucas se hicieron cargo de la grabación. Nosotros casi ni nos metimos. Quisimos experimentar a ver cómo era y quedamos re contentos. Además, para darle una vuelta más a todo esto que es Mi Lugar Secreto, Diego era el bajista de la banda en la que tocaba Cristian cuando éramos chicos…

Rodrigo: Y que nos invitaron a tocar la primera vez que tocamos.

Alexis: En el 98. Me gusta decirlo porque parecemos re viejos…dejamos de ser una comunidad para ser algo más estructurado. Pero yo digo que pasamos a ser familia. Hubo lazos que se estrecharon mucho más y cada uno entendió qué tiene que hacer.

Rodrigo: Es una nueva situación. Los temas hoy suenan todavía mejor que cuando los grabamos porque cuando los grabamos…no había temas, hicimos los temas, los armamos con Diego e íbamos cambiando los temas. Grabamos una pre-producción tocando lo que iba a tocar cada uno y después tuvimos que aprender eso para volver a grabarlo bien.

Cristian: Desde cero al día noventa no teníamos nada hasta tener un disco registrado de ocho temas.

Seba: Entre la pre-producción y la grabación hubo una o dos semanas y ya grabamos.

Rodrigo: Por eso el disco se llama “Fresco”.

 

¿Cómo componen los temas?

 

Seba: En este caso hubo ideas y hubo temas más cerrados.

Alexis: Pasó desde que uno vino con un tema más o menos cerrado…

Rodrigo: Con letra, con arreglos, más o menos con todo…

Cristian: …que se lo tocaba un poco y salía a la cancha…

Alexis: …a meterme a silbar un tema y arrancar desde cero…

Seba: Y hay temas que son prácticamente composiciones de Diego.

Cristian: Eso es lo bueno de tocar acá. Todos podemos participar en la creación de un tema.

Seba: Nos agarramos todos de las manos…

Cristian: Cada uno se siente parte. Si yo vengo y les digo cómo tienen que tocar o cantar, pasaría a ser algo bastante personal. Y si somos una banda es porque todos queremos sentirnos parte de lo que hacemos.

Alexis: Yo creo que funcionamos mejor así por nuestra idea más allá de la música. Es el combo. Nosotros funcionamos mejor así: todos apoyando, todos tirando de lo mismo.

Rodrigo: Pero ordenados funcionamos mejor.

 

¿Las letras también las hacen entre todos?

 

Cristian: Hay letras que vinieron cerradas. Hay otras que teníamos acordes y una melodía silbada y empezábamos a tirar sobre eso. Hay letras de todos, de los cinco.

Seba: “Un día con Lucas” es justamente de Lucas.

Cristian: Este disco a comparación de los otros es menos de género. Para mi “Topadora” y “Un Momento” son dos temas de dos géneros totalmente distintos y conviven en un mismo disco.

Alexis: Este disco es el que más siento como MLS. Todo el disco suena y tiene una historia atrás que hace que sea más nosotros. Entonces, si bien un tema es muy diferente a otro igual cuaja bien, coinciden en aspectos que van más allá de lo que es una estructura musical.

Rodrigo: Es el primero que nos permite también invitar a más personas a tocar instrumentos. Eso hace más libre a los temas y estamos abiertos a que pueda venir a tocar otra persona y cambiar el tema.

 

¿Cómo editaron el disco? Dura 23 minutos…

 

Rodrigo: Se está perdiendo un poco lo de escuchar un disco entero. La cuestión de escuchar música ahora es distinta a como era antes.

Seba: Depende del hábito igual. Si estás habituado a escuchar ciertos discos, no te lo sacás de encima así nomás.

Lucas: Ante esta realidad de haber muchos más discos, pasa mucho la situación del zapping.

Seba: Pero cada cosa en su lugar. Podés tener un momento para escuchar un disco y un momento para el zapping.

Lucas: Yo escucho bocha de discos completos pero capaz que una vez y después nunca más.

Rodrigo: El disco se hizo pensando en ese tipo de escucha, que te lo bajes rápido y lo puedas escuchar. El audio está pensado para tratar de pilotearla ahora que está cambiando y va a seguir cambiando. El primer disco editamos un montón y ahora no editamos tantos como habíamos hecho antes.

Cristian: Por eso sacamos un boxset con el tamaño de un vinilo. La idea es que, la gente que quiere tener el disco físico, pueda tener un material un poco más copado de la banda. Adentro viene una gacetilla, una postal, el disco, una remera, calcos, un pin. El que quiera escuchar el disco se lo puede bajar gratis y el que quiera tener material de la banda va a tener algo que va más allá del disco.

Seba: Para que editar valga la pena. Editar lo mismo de siempre ya está, inventemos algo distinto.

 

¿Por qué eligieron “Cerebro” para hacer el video clip?

 

Cristian: El video se hizo cuando sacamos la foto de tapa del disco, que la hizo Patricia Settin. Empezamos a manijear a la fotógrafa para hacer un video. Faltaban quince minutos para que se vaya el sol y nos quedábamos sin luz. Entonces dijo: “pongo la cámara y canten, vamos”, y lo hicimos así en quince minutos. De hecho, es algo de lo que ella se mofa porque le hubiese gustado tener tiempo para pensarlo un poco más. Pero eso fue el video. Nos gustó cómo quedó.

Lucas: Además la idea es buena porque es una conversación entre uno con su cerebro, uno pidiéndole acción a su cerebro. Entonces el video son imágenes sencillas o de uno con uno mismo o con ellos mismos intentando hacer algo.

Alexis: Aparte teníamos ganas de mostrarnos también.

Rodrigo: Claro, este es el primer disco que tiene fotos de la banda. El resto no tiene.

 

¿Cómo es la experiencia de vivir todos juntos?

 

Alexis: Estamos acá todos los días. Si no ensayamos, nos vemos igual todos los días. Y hay personas que vienen a ayudarnos: a hacer el arte del disco, a cortar flyers, a ayudar en lo que se pueda. A veces estás más tranquilo, a veces más enquilombado, pero funciona.

Cristian: Lo bueno es que todos lo hacemos porque queremos. No es una obligación para ninguno estar todos los días acá. Siempre hay músicos también, vienen a ensayar bandas de amigos.

Seba: La sede para grabar es acá ahora. Así que estamos contentos.

Lucas: Hay mucha gente todo el tiempo. Todo el tiempo. Los chicos tienen la sala y acá ensayan bandas, esas bandas también se nutren de los chicos, los chicos escuchan y de hecho muchos de los invitados que tocan tienen que ver con eso…

Alexis: Hay una onda en casi toda zona sur. Nosotros trabajamos en varios lugares donde tocan bandas. Capaz vas a operar el sonido a algún lado o a ver una banda y te das cuenta que hay una movida musical condimentada por un montón de otras áreas del arte. Hay mucha gente haciendo de todo. Vamos a presentar el disco en el teatro del municipio y tenemos un montón de invitados porque además hay una relación de afecto. No es que vienen solamente a tocar. Es real el afecto. ¡Y son un montón eh! Eso pasa porque hay mucha gente intentando hacer cosas. Y eso es motivación.

Podés ser el primero en comentar en la nota "“Dejamos de ser una comunidad para ser una familia”"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*