Masacre en Banfield: Asesinó a dos compradores, a su hermana y se suicidó

Lo que se presentaba como un simple trámite de compra-venta de un lote entre dos familias en una escribanía de Banfield derivó en una masacre, cuando uno de los vendedores sacó una pistola calibre 9 milímetros, arremetió a los tiros y mató a tres personas, hirió a otra y se suicidó, en un episodio que hizo recordar a otro ocurrido hace poco más de dos años en Ituzaingó.

El triple homicidio de ayer tuvo como escenario la Escribanía Alonso, ubicada en Grigera 135, entre Alem y Acevedo, en el corazón de un coqueto y residencial barrio de Lomas de Zamora.

Fuentes policiales y judiciales informaron que todo comenzó cuando Luis Helzel (de 67 años y hermano de un juez de faltas), se presentó en la escribanía junto con sus dos hijos, Jorge (35) y Javier Helzel (40). Fueron a concretar una operación de compra venta de un lote situado en la localidad de Villa Galicia, también en Lomas de Zamora.

Un jefe policial lo describió como un amplio terreno con una construcción. El vendedor de esa propiedad, identificado oficialmente como Ariel Santángelo (43), había concurrido a las oficinas junto a sus dos hermanas, Ana María (64) y Mabel Josefina (57).

La operación era realizada ante el escribano Juan Francisco Alonso, familiar del ex fiscal general de Lomas de Zamora, Eduardo Alonso.

Por lo que pudieron reconstruir los investigadores hasta ahora, Helzel le dijo a Ana María que se retirara con el dinero. En ese momento extrajo una pistola Bersa calibre 9 milímetros con la que efectuó varios disparos contra todos los presentes, entre ellos su otra hermana.

Tras asesinar a los hijos de Helzel y a Mabel, el agresor se descerrajó un balazo en la cabeza que lo mató casi en el acto.

Además, el padre de las víctimas recibió un disparo en el abdomen y otro en el hombro, por lo que fue trasladado de urgencia al hospital Gandulfo, donde lo operaron y quedó internado con pronóstico reservado.

Por su parte, el escribano salió ileso porque se escondió debajo de la mesa de su despacho, dijeron los voceros.

También salió ilesa Ana María, que se retiró del lugar con el dinero que iba a ser usado en la transacción. En su poder quedaron la plata (el monto no trascendió) y la documentación.

Una vecina del terreno de Villa Galicia durante cuya venta se desencadenó el drama dijo ayer que el homicida era “muy mala persona”.

“Desde que empezaron a edificar -en el terreno comprado a los Santángelo- que yo les daba el agua, la luz, eran muy buenas personas Jorge y Javier (Helzel)”, aseguró la mujer, manifestó que la noticia de sus crímenes “sorprendió mucho a toda la vecindad”.

La vecina, que “era amiga de Mabel (Santángelo)”, afirmó que “los chicos (asesinados) eran muy trabajadores” y estaban por finalizar la obra ya que Jorge le comentó que “faltaba poco”.

“El asesino era muy mala persona, no se llevaba bien con las hermanas y Mabel no merecía terminar así, era muy buena persona, dejó un hijo de casi treinta años”, expresó la vecina.

A la escena de la masacre acudieron el superintendente de Almirante Brown, Lomas de Zamora y Lanús, comisario general Alejandro Moreno y el fiscal Lorenzo Latorre, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, quien supervisó los peritajes de Policía Científica.

Moreno dijo que el victimario y los compradores “se conocían por la relación comercial” y aclaró que, por ahora, “no descartamos ninguna hipótesis. Confirmó además que un testimonio clave para despejar dudas será el del escribano Alonso, quien recibió contención psicológica.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Masacre en Banfield: Asesinó a dos compradores, a su hermana y se suicidó"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*