Caso Peñalva: últimos testigos y comienzo de alegatos en el Juicio

La instancia de declaraciones concluyó con la participación de una médica especialista en patología, quien consideró que la mujer tenía lesiones “que no correspondían con el cuadro de eclampsia”. El TOC 1 escuchará hoy a los abogados de las partes y la fiscalía.

La jornada de alegatos, en el marco del juicio por la muerte de Claudia Peñalva, se llevará a cabo a partir de las 9 en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.

La instancia de declaraciones, que incluyó la participación de casi 20 testigos, concluyó con el testimonio clave de una médica especialista en patología que precisó que la mujer “tenía escoriaciones en la piel que son producto de una lesión producida por lo menos 48 horas antes del fallecimiento, que no responden al síndrome de eclampsia”.

Pese a que se esperaba que la audiencia se extendiera, las partes acordaron un cuarto intermedio debido a que el resto de los testigos citados -médicos de la Unidad de Pronta Recuperación (UPA) de Quilmes, donde falleció Claudia- no se hicieron presentes.

La abogada de la familia Peñalva, Melina Torrone, no anticipó el pedido de condena, pero adelantó a Info Región que basará su estrategia en relación al aporte testimonial de la testigo que fue parte de la última jornada de declaraciones, Adriana Diamanti.

La querella aseguró que planteará la solicitud de la pena ante los jueces “en base a las referencias médicas”. Precisó que la interpretación de la autopsia “demostró que hay lesiones de carácter grave que no tienen nada que ver con la enfermedad que padecía la víctima”. “Hay lesiones que tienen distinto tiempo de evolución y no corresponden con la eclampsia”, dijo Torrone, quien consideró que “comprueban la culpabilidad de Sosa”.

Pese a que los informes médicos advierten que la causa de la muerte de la mujer fue la enfermedad, la parte querellante quiere probar que era víctima de maltratos. “Ella llegó a esa presión alta, que terminó con su vida, por las lesiones, golpes y maltrato físico y verbal que sufría”, había alertado la abogada durante una de las audiencias.

Por su parte, la defensa del acusado sostiene que la causa del deceso de Peñalva se debe a que sufría de hipertensión y “no se cuidaba con las comidas”. Apuntó que las lesiones señaladas en el informe son producto de la caída que sufrió por las convulsiones típicas del síndrome, que ataca a un pequeño porcentaje de mujeres embarazadas y se caracteriza por convulsiones seguidas de un estado de coma.

El 7 de abril de 2014, familiares de Claudia Peñalva (32), quien estaba embarazada de ocho meses, la encontraron inconsciente en su casa, por lo que fue trasladada de urgencia a la Unidad de Pronta Atención (UPA) de Quilmes donde le realizaron una cesárea y lograron salvar la vida a la beba. La madre, que ya presentaba muerte cerebral, falleció tras dos días de agonía.

La familia de Peñalva acusó a Diego Sosa de haberla golpeado, pero la autopsia determinó que la mujer falleció a causa de una complicación en el embarazo pese a que los testigos de la presunta víctima afirmaron durante las audiencias que tenía golpes en el rostro.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Caso Peñalva: últimos testigos y comienzo de alegatos en el Juicio"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*