Una nueva derrota de Temperley le costó la cabeza su entrenador

El Gasolero cayó ayer 4-1 ante Defensa y Justicia en lo que fue la octava fecha del torneo doméstico. Adrián Arregui descontó para el local, mientras que Nicolás Fernández, en dos ocasiones, Fernando Márquez y Lisandro Martínez, convirtieron para el Halcón de Varela. Posterior a la caída, Gustavo Álvarez anunció su renuncia.

Temperley no levanta cabeza en el torneo local y se complica cada vez más con los promedios, es que ayer cayó 4-1 con Defensa y Justicia como local por la octava fecha de la Superliga y acumuló su cuartó traspié consecutivo. Luego de lo que fue un duro golpe, Gustavo Álvarez anunció en conferencia de prensa su renuncia.

El único tanto del Celeste lo anotó de penal Adrián Arregui, no obstante Nicolás Fernández, en dos ocasiones, Fernando Márquez y Lisandro Martínez anotaron los tantos de la goleada del elenco de Florencio Varela.

Si bien Temperley tuvo la primera con un remate en el travesaño desde un tiro libre a los nueve minutos, el arranque no fue el mejor ya que las desatenciones en defensa le costaron caras y cada gol del Halcón tradujo un golpe anímico irremontable en un plantel que no transita un presente positivo.

La primera acción dentro del área del Celeste lo tuvo como protagonista a Márquez que, sobre los 16, ganó en zona de los centrales y sacó ventaja de una floja respuesta de Josué Ayala para colocar lo que fue la apertura del marcador. Cinco más tarde, Defensa aprovechó el desconcierto del elenco dueño de casa y pegó nuevamente. Esta vez fue Fernández quien recibió un centro desde la derecha y de cabeza venció la respuesta de Ayala en el arco de Temperley.

En la continuidad del encuentro, los de Florencio Varela no detuvieron la marcha y consiguieron ampliar la diferencia, es que Fernández picó en las espaldas de los defensores locales y con un remate bajo y cruzado puso las cosas 3-0 con las que se fueron a los vestuarios.

Situados en la segunda mitad, una jugada preparada a la salida de un balón detenido le permitió a los conducidos por Juan Vojvoda anotar el cuarto cuando corrían 78 minutos, el autor de la acción fue Martínez que definió por encima del arquero con un toque sutil.

Finalmente, para decorar el resultado el árbitro Darío Herrera pitó la pena máxima en el arco del Halcón tras una mano de un defensor. De la ejecución del penal se hizo cargo Arregui que, a los 78, decretó el marcador final 4-1 para el equipo visitante.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Una nueva derrota de Temperley le costó la cabeza su entrenador"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*