Un Temperley descendido perdió 4 a 2 con Vélez en el Beranger

Temperley perdió ayer 4-2 frente al Fortín, en el Alfredo Beranger, y continúa sin victorias en el transcurso de 2018. Leonardo Di Lorenzo y Emiliano Ozuna marcaron para el Gasolero, que sufrió las expulsiones de Josué Ayala, Matías Nani y Federico Fattori.

Temperley, que perdió la categoría el fin de semana anterior, no logró torcer el rumbo y ayer cayó 4-2 en manos de Vélez, en el estadio Alfredo Beranger, por un cruce correspondiente a la 24º jornada de la Superliga.

Leonardo Di Lorenzo y Emiliano Ozuna anotaron para el local, que sufrió las expulsiones de Josué Ayala, Matías Nani y Federico Fattori, mientras que para la visita llegaron al gol Matías Vargas, Mauro Zárate y Lucas Robertone, en dos oportunidades.

El encuentro comenzó de la peor manera para los dirigidos por Gastón Esmerado, a partir de una maniobra colectiva construida por el visitante que derivó en un centro de Hernán De la Fuente desde la derecha, para que Vargas apareciera por el segundo palo y pusiera el 1-0, a los cinco minutos de juego.

Con la ventaja a favor del Fortín, el partido se mantuvo equilibrado, a tal punto que el local tuvo el empate en los pies de Santiago Giordana, aunque falló en la definición. En contrapartida, cuando transcurría el minuto 22, Zárate marcó el 2-0 al definir una jugada, tras ingresar al área por la medialuna.

Sin embargo, el Gasolero se metió rápidamente en partido. A los 30, Di Lorenzo encontró el balón en el rectángulo chico, luego de un saque de esquina peinado por Alexis Delgado, y lo empujó para sellar el descuento.

La expectativa que generó el gol aumentó la intensidad de Temperley, que comenzó a dominar ante un rival disminuido en su juego y con menor peso ofensivo, aunque la falta de efectividad en el arco de César Rigamonti mantuvo el 2-1 hasta el entretiempo.

El Celeste salió a jugar la segunda parte con las mismas intenciones, y obtuvo su premio a los ocho minutos. Tras un gran pase largo de Di Lorenzo, Ozuna entró por la izquierda y sacó un potente remate cruzado para empardar el resultado.

El quiebre del cruce llegó a los 23 minutos, cuando Josué Ayala se fue expulsado por una infracción sobre Zárate y, desde ese tiro libre, Robertone marcó el 3-2 con un disparo sobre la derecha del ingresado Leandro De Bórtoli.

Antes de la finalización del encuentro, Nani y Fattori vieron la tarjeta roja por sendas infracciones, en tanto que a falta un minuto para que concluyeran las acciones, el propio Robertone se encargó de estirar diferencias y poner el 4-2 definitivo con un sutil remate tras un buen contraataque.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Un Temperley descendido perdió 4 a 2 con Vélez en el Beranger"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*