Caso Leiva: El móvil del crimen aun es incierto

10304_2013_07_25-PonceLeiva-TNyNotiBaires
Luego de que se le tomara declaración al hijo de Susana Leiva mediante el método de Cámara Gesell, la Justicia continúa realizando diligencias periciales en el marco de la investigación por el crimen de la mujer asesinada a fines de julio pasado en Temperley, Lomas de Zamora.
La última hipótesis que manejó la Justicia y el abogado defensor de la familia Leiva, Jorge Monasterky estuvo relacionada a un eventual «abuso» hacia el niño por parte del principal acusado por el crimen, Alberto Ponce, quien además era el marido de la mujer.
Por ello, el chico de 10 años -hijo de Susana Leiva- fue sometido a Cámara Gesell, un interrogatorio a cargo de especialistas, y allí se desprendió que el nene «ni habría sufrido un abuso» por parte de su padrastro, Alberto Ponce.
Lo cierto es que, el chico sí manifestó que Ponce fue protagonista de discusiones junto a su madre, Susana Leiva, aunque no pudo precisar fechas al respecto.
El móvil del crimen todavía es incierto. Es por ello que continúan la diligencias periciales para despejar cualquier tipo de incertidumbre.
En estos momentos, la Justicia se encuentra tomando declaraciones testimoniales. La única certeza es que tal como manifiestan desde los Tribunales de Lomas de Zamora, por el momento, es «prematuro» dictar una fecha concreta de juicio.
El 20 de julio el marido de Susana Leiva, Alberto Ponce, denunció su desaparición. Cinco días después fue hallada sin vida en el pozo ciego de su casa.
en el mismo momento en que la Policía encontró el cuerpo de la mujer, Ponce no se encontraba en la vivienda que compartían, por lo que comenzó a ser el principal sospechoso por el crimen de Leiva.
Horas más tarde, la Policía detuvo a Ponce en el barrio porteño de Constitución. Es el único imputado en la causa por el asesinato de la mujer.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Caso Leiva: El móvil del crimen aun es incierto"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*