Caso Fátima Catán: Santillán, más complicado

fatima catan

Tras un informe realizado por la Policía Federal Argentina sobre la reconstrucción del crimen de la joven que fue asesinada en 2010, los peritos determinaron que es «poco probable» que Fátima se haya rociado con alcohol y prendido fuego tras encender un cigarrillo, tal como lo manifestó en su declaración el único imputado por el hecho, quien fuera pareja de la víctima, Martín Santillán.

La línea de investigación junto a la consideración de los peritos está relacionada al informe entregado por la Policía Federal Argentina, que fue entregado al juez a cargo de la causa, Gabriel Vitale. Las conclusiones complican aún más la situación del único detenido por el asesinato de Catán.

El informe, señaló entre otras cuestiones: «Resultaría poco probable que la víctima, luego de rociarse con alcohol la zona de su pecho, pueda iniciar un proceso combustivo sobre ella».

La reconstrucción del crimen se realizó el 29 de agosto a pedido del imputado en la causa por el asesinato de la joven embarazada en Villa Fiorito en 2010, Martín Santillán.  Se realizó por la mañana en la vivienda en la que el acusado vivía con la víctima en la calle Murature.

Participaron del suceso, el juez Gabriel Vitale, los defensores de Martín Santillán, el abogado de la familia de la víctima, Gabriel Juricich, la madre de la joven, Elsa Gérez, y el fiscal Gerardo Loureyro, así como también los policías que concurrieron a la vivienda luego de ocurrido el hecho y peritos oficiales de ambas partes.

El imputado por el crimen de Fátima Catán estuvo presente durante la mayor parte del procedimiento, y brindó su versión al respecto. En su momento, Santillán había declarado que la víctima «se quemó porque estaba limpiando Cds con algodón y alcohol y luego encendió un cigarrillo».

A pesar de su declaración, los peritos que formaron parte de la reconstrucción del crimen plantearon sus dudas sobre la versión, por lo que tomaron en cuenta la vestimenta que llevaba puesta Santillán al momento del hecho que terminó con la vida de Fátima Catán, para formular una conclusión.

«Ni la campera ni el buzo que habría tenido puesto ese fatídico día el señor Santillán exhiben algún signo o indicio de haber sufrido los embates de un efecto térmico”, plasmaron los investigadores.
Ahora, restarán algunos procedimientos más para finalmente elevar la causa a juicio oral. Según se estima, esto se podría llevar a cabo el próximo año.

Fatima Catán, quien hubiera cumplido 27 años el 13 de mayo,  fue asesinada falleció el 23 de agosto de 2010, tras ser rociada con alcohol y prendida fuego en el marco  de una discusión que comenzó en la casa de  de la pareja en Villa Fiorito.
El juez de la causa cuando dictó la prisión preventiva de Santillán, dio por probado que el imputado “roció el cuerpo de Fátima con una sustancia inflamable y acto seguido inició un foco ígneo sobre aquella”.

 

 

Podés ser el primero en comentar en la nota "Caso Fátima Catán: Santillán, más complicado"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*