Vital triunfo «milrayitas» con un gran Noriega que lo acerca al reducido

los andes noriega

Los Andes ganó el partido ese que se esperaba, contra un rival directo por el ascenso. Venció 4-2 a Merlo con tres de Noriega y uno de Ricardo Vera. Muy cerca del Reducido

Perdía 1-0 por el gol de Ferro a los 4 minutos. En 120 segundos Noriega se anotó por dos para dar vuelta la historia. En el arranque del complemento el “chipi” extendió la ventaja con soberbia definición. Descontó a los 14 Biglia de cabeza pero el optimista del área liquidó todo.

Ese partido que Los Andes necesitaba, el que le pedía la gente, plasmando una muestra de carácter luego de comenzar perdiendo. Teniendo un rendimiento colectivo convincente, mas niveles individuales superlativos. Esa tarde donde el sueño de pelear hasta la última fecha se plasmó en el campo de juego, dando un salto de calidad en este Parque San Martín que le viene como anillo al dedo.

 

Como no elegir a Alejandro Noriega figura cuando hizo lo que a un delantero se reclama, los goles, y por tres, de distinta factura, demostrando que es el optimismo de este “Milrayitas”.

 

Pero además del ex Colegiales, el del sur tuvo al jugador más desequilibrante de la cancha. Un “Chipi” Vera que crece a pasos agigantados desde la llegada de Nardozza por un sencillo y claro motivo: Juega donde tiene que jugar. Porque antes arrancaba como enganche, muy lejos de la zona de definición, y hoy, es el que cambia el ritmo en los trazos más cercanos al arco rival. Así, asistió de manera formidable en el primer gol,  y en el mano a mano del complementó definió de manera deliciosa.

 

Un comienzo de pesadilla, un final para la ilusión. A los 4 minutos, toda la defensa dormida y Gabriel Ferro en el área chica le daba la ventaja a los de Straccia, que venían con 10 sin perder y tres triunfos seguidos.

 

Los Andes no hacía mal las cosas, tenía el balón, pero le faltaba profundidad porque Bevacqua no terminaba de decidir de la mejor manera y faltaba ser más inteligentes para cerrar las maniobras.

 

El local con la movilidad de Rodríguez y Bustos complicaba, porque tenía a un Pasquale que no paró de pelearse con Bravo, colombiano que cuando se tranquilizó fue un baluarte, junto con Martínez, Franco y Segovia.

 

A los 31, Ricardo Vera capitaneó un contragolpe sensacional, esperó el momento justó y habilitó a un Noriega que de pierna derecha la colocó contra el primer palo del arquero.

Sacó Merlo, robó Segovia, corajeó, le entregó el esférico a Pajón que soltó un centro milimétrico para la cabeza del nueve goleador que en un minuto dio vuelta la historia.

Increíble pero real, cuando no la pasaba bien, el de Lomas pasó de perder 1-0 a meterle dos cachetazos seguidos a su rival, de los que nunca se pudo reponer.

Pajón tuvo el tercero y así se iba la primera parte.

 

Un segundo tiempo donde el entrenador entendió aquel mensaje de Mataderos y trató de plantar al equipo lejos de Gagliardo, y hasta pensó en poner a Blanco por Bevacqua. Antes de ello, y cuando Merlo se venía, Lorefice a los 12 buscó la espalda de Ferro que se durmió y lo puso a Vera cara a cara con Llinas. El resultado fue el tercero, ese que tranquilizaba a la visita. El “Chipi” definió igual que contra Chicago, desorientando al arquero que creyó iba a ser un tiro cruzado, y metiéndola contra el mas cercano.

 

Blanco para jugar con tres delanteros, Belforte al medio para aguantar las embestidas de un local que solo se acercó por la vía aérea, llenó el campo de Los Andes de jugadores, pero pese al descuento, no encontró la llave.

 

En los 15 de ese complemento, Bustos sacó el envío y fue Cristian Biglia quien plasmó cierto dramatismo. Envalentonado, Merlo fue, y los de Nardozza contestaban de contragolpe.

 

Pajón lejos jugó su mejor partido desde la ofensiva, porque no solo sentenció el centro del segundo, sino que participó del cuarto gol, otro de Noriega, para el Hat-Trick y la pelota que se va para Cañuelas. El atacante, ya extenuado, definió en el segundo palo para el 4-2 final.

 

Quedó tiempo para que Blanco se perdiera el quinto, y todo Lomas festeje un triunfo vital

En levantada Los Andes, con una muestra de hombría, un delantero con gol y otro que marca diferencias. La solidez sigue estando y será hora en esta tira de partidos de continuar demostrando que está entero para pelear hasta el final

Hay optimismo, y como no tenerlo si Noriega es el nueve que hoy se vistió de héroe.

 

Podés ser el primero en comentar en la nota "Vital triunfo «milrayitas» con un gran Noriega que lo acerca al reducido"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*