El «Milrayitas» ganó en Villa Lynch y es más puntero que nunca

Los Ande gol Noriega

Los Andes derrotó 2-0 a la UAI Urquiza luego de pasarla mal en el primer tiempo y ordenarse en un complemento donde no sufrió tantos sofocones. Otra vez Noriega y Luna los goles. El optimista del área selló su tanto a los 3 del primer tiempo de penal. El ex San Lorenzo que ingresó en el segundo tiempo la tocó en el área chica a los 40 de la segunda parte.

Cuando un equipo viene derecho, confiado, acostumbrado a que le vaya bien, y más allá de los errores propios o virtudes del rival gana, es porque algo bueno está sucediendo.

 

Solo se explica que Los Andes terminó el primer tiempo venciendo 1-0, por el gol de Noroega de penal, debido a la poca eficacia de la UAI Urquiza, que llegó pero no pegó, los palos, salvadas providenciales de García, Barreiro y Gagliardo, mas el momento de un puntero que aun viéndose superado, nunca bajó los brazos, entregó todo lo que tenía y se acomodó en el complemento.

 

En ese segundo tiempo los relevos entraron bien, cumplieron con su labor, hicieron la diferencia,  el entrenador hizo una buena lectura en el vestuario para cerrar mas los caminos y respirar con el balón en los pies, dado que en los 45 iniciales era un frontón, volvía todo y atacaba constantemente el conjunto de De Lucca.

 

La primera parte se analiza desde los 3 minutos cuando Cisterna la armó bárbaro, Vera se dejó caer y Noriega con un remate fulgurante puso arriba a la visita.

 

Aun así, le era complejo a Los Andes cortar el circuito ofensivo del “Furgón” que hacía volantes internos a Ferreira y Gómez, para darle paso a los laterales, Presentado, Duete. Suárez se movía en las espaldas del doble cinco, Acosta y Bauchet eran referencias y la llegada al escenario de Gagliardo, (mas por el lado de Barreiro) se hacía accesible

 

Lo que se tornó imposible para los dueños de casa fue la definición por varios aspectos. Uno, la fortuna, por el travesaño y el palo que salvaron a Gagliardo. Dos, la poca efectividad de un equipo que hizo “casi” todo bien, pero que no alcanzó, porque lo mas importante lo falló. Y lo tercero que ningún jugador de este líder da por perdida una maniobra, como Maxi García tirándose a los pies con el último suspiro en el área chica, sacándola en la línea, o Barreiro con un anticipo cuando Bauchet se relamía.

 

Solo en un contragolpe bien armado, en el cuarto de hora, se pudo acerca el de Nardozza, verle la cara a Cano, que en el mano a mano con Noriega solo tuvo que poner el cuerpo donde iba el balón

 

Leyendo bien el juego, el ex entrenador de Estudiantes plantó de otra manera al equipo, introdujo a Barale para batallar (se retiró lesionado Galeano), y luego a Segovia por un golpeado Barreiro, Fueron mas equilibradas las acciones, pese a que el esférico era en mayor porcentaje de la UAI.

 

Aun así, un anticipo de Barale en el área produjo la falta que le daba la chance en tres cuartos de partido al “Milrayitas” de liquidar el pleito. En esta ocasión, se paró Vera adelante del penal, pero su tiro fue bajo, esquinado, y muy débil, por lo cual finalizó en las manos del arquero.

 

Tras esto, el técnico se decidió por darle los primeros minutos a Luna que pagó con creces. En muchos encuentros se remarcó que los cambios no habían modificado la tónica del encuentro, pero esta vez no quedan dudas de que repercutieron en el desenlace final.

 

Porque Barale se escabulló por derecha a los 40, soltó un centro que no pudo empujar Noriega y ahí estaba “Maravilla” para empujarla, desatar la locura en Villa Lynch y estremecer las almas en el día de Lomas

 

Posiblemente en algún momento del torneo haya algún traspié, pero la sensación es que este equipo está derecho, se acostumbró a ganar y la solidez mental que tiene hace que jugando bien y superando al rival gane, pero también, siendo avasallado por un contrincante no pierda puntos

 

Lo preocupante es que el físico pasa factura, que hubo cambios por obligación, aunque es positivo que los relevos te den soluciones. García, Lorefice, Cisterna, las figuras de este triunfo que lo sigue alejando a un Los Andes que alimenta su sueño de volver.

 

Podés ser el primero en comentar en la nota "El «Milrayitas» ganó en Villa Lynch y es más puntero que nunca"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*