Comenzó el juicio por el crimen de Marcela Márquez

La mujer fue degollada en su casa de Lomas de Zamora, en 2013. La autopsia determinó que también fue violada.
El único acusado por el crimen es Walter Ciumina, quien llegó detenido al juicio que comenzó este viernes en el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora.
Walter “Poti” Ciumina (23) se encuentra con prisión preventiva y está acusado de haber violado y asesinado a Marcela luego de que ella lo sorprendiera robándole una garrafa en el interior de su casa, que es contigua al hogar de la pareja del imputado. Está acusado de “homicidio con ensañamiento, criminis causa y abuso sexual con acceso carnal” y “robo con arma no apta”.
El detenido había sido dejado en libertad condicional en enero de 2013 por la Sala III de la Cámara de Apelaciones del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, pese a que un juez de ejecución penal se negaba y un informe del Servicio Penitenciario Bonaerense lo desaconsejó. Estaba preso en la Unidad Penal 56 de Florencio Varela.
EL CASO
Marcela Márquez, de 45 años, fue abusada sexualmente en su domicilio ubicado en Isla Soledad al 2000, Ingeniero Budge, luego la golpearon y la degollaron. Fue encontrada en su casa por sus vecinos, moribunda y en ropa interior.
Fue trasladada de urgencia al hospital Luisa Cravena de Gandulfo de Lomas de Zamora y luego al Pedro Fiorito, donde finalmente falleció el 17 de abril de 2013.
Los vecinos sospecharon desde un comienzo de Ciumina, ya que lo vieron salir de la escena del crimen y hallaron tirados en la vivienda de Márquez su documento de identidad y constancia de egreso del penal. El hecho causó tal conmoción en el barrio que la gente organizó marchas y salieron a la búsqueda del sospechoso.
Los forenses confirmaron que fue abusada sexualmente, pero aclararon que no presenta las “lesiones típicas de una relación forzada”, motivo por el que determinaron que la violación se produjo cuando Marcela estaba inconsciente.
La autopsia determinó que Márquez falleció como consecuencia de un fuerte traumatismo craneoencefálico, ya que se sospecha que el asesino le golpeó la cabeza contra una pared o un mueble. Además, la víctima había sido degollada y, de acuerdo a los forenses, el profundo corte en el cuello le lesionó hasta la tráquea y le provocó una hemorragia que comprometió las vías aéreas.

 

Podés ser el primero en comentar en la nota "Comenzó el juicio por el crimen de Marcela Márquez"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*