Tras la negativa y la lucha de su familia, a Tomás le reconocen su identidad en el colegio de Banfield

La familia de Tomás, un adolescente transgénero, logró que el Instituto Ricardo Güiraldes de Banfield respete el derecho de Tomás a ser llamado por su nombre autopercibido. La institución estaba vulnerando la Ley 26743 que sostiene que deberá respetarse la identidad de género adoptada por las personas que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento”.

“Conseguimos que Tomás sea llamado por su nombre autopercibido y que pueda ir al baño con los varones, es una gran alegría porque todo esto traía tristeza y sufrimiento en él y en nosotros como familia”, manifestó en diálogo con Info Región la madre del joven, Mariela Andino.

Tomás tiene 13 años y en julio de este año le blanqueó a su familia que es un chico trans. Su madre sostuvo que aunque se sorprendió con el planteo ella prioriza “la felicidad de él”, fue por eso que cuando desde el colegio se negaron a llamarlo Tomás y a permitirle el uso del baño de varones, su familia no dudó en exigir el cumplimiento de la Ley de Género que desde la escuela no estaban respetando.

“Desde un primer momento no accedieron a nombrarlo como Tomás, se resistieron y me dijeron que había que esperar, que quizá estaba confundido por ser adolescente y podía llegar a cambiar de opinión, lo seguían tratando como mujer dentro de la escuela”, apuntó, indignada, Mariela.

Las institución educativa estaba vulnerando la Ley de Identidad de Género que, entre otras cosas, dispone que “deberá respetarse la identidad de género adoptada por las personas, en especial por niñas, niños y adolescentes, que utilicen un nombre de pila distinto al consignado en su documento nacional de identidad” y continua: “A su solo requerimiento, el nombre de pila adoptado deberá ser utilizado para la citación, registro, legajo, llamado y cualquier otra gestión o servicio, tanto en los ámbitos públicos como privados”.

El caso se hizo público luego de que la hermana mayor del joven hiciera un descargo en redes sociales denunciando el incumplimiento por parte de la escuela. A partir del posteo, el caso se volvió mediático y desde la institución se comunicaron con la familia.  “Salió la entrevista por la tele y enseguida el colegio nos llamó y fue cuando accedieron a todos los pedidos y pudimos consensuar y concretar que Tomás sea nombrado con su nombre autopercibido, además va a figurar el cambio de nombre en las listas, educacion fisica puede hacerlo con los varones a partir del año que viene y al baño va a poder ir con los varones”, explicó entusiasmada la mujer.

Mariela indicó que aunque ellos se enteraron en julio, “Tomás lo viene transitando desde hace tiempo” y aseguró que para él era “muy importante que lo nombren y lo reconozcan”. “Ahora lo veo feliz, pleno e íntegro y eso es lo importante, su felicidad es la mía y él tiene todo nuestro apoyo”, concluyó.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Tras la negativa y la lucha de su familia, a Tomás le reconocen su identidad en el colegio de Banfield"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*