Iban a «La Salada» y les robaron 10 millones de pesos en pocos minutos

Los dos hombres venían desde la provincia de Santa Fe a bordo de una Mercedes Benz Sprinter color blanco. Iban rumbo a la Feria de La Salada de Lomas de Zamora, en la zona Sur del Conurbano. No llegaron. Nueve minutos antes, a unas 33 cuadras y en el corazón de Ingeniero Budge, les cruzaron tres coches y en tres minutos les robaron 10 millones de pesos.

El robo ocurrió en el cruce de Guaminí y Necol, de Lomas de Zamora, donde las dos víctimas fueron interceptadas por tres vehículos en los que viajaban varios delincuentes armados, que descendieron e intentaron subir a la Mercedes, por lo que terminó impactando contra la puerta de un comercio.

Las víctimas -una de ellas recibió un culatazo- refirieron a los agentes de la Comisaría 10 que viajaban desde Santa Fe y que, luego de robarles los 10 millones de pesos con gran rapidez, dejaron en el lugar un Ford Ka que tenía pedido de secuestro activo de la seccional 1ª de Avellaneda, indicaron las fuentes consultadas por este medio.

La causa es investigada por la Fiscalía N°13 de Lomas de Zamora, a cargo Gustavo Giorgi, quien pidió que se releven las cámaras de seguridad de la zona mientras se ordenó que se perite el Ford Ka que descartaron los autores del robo.

De acuerdo con las imágenes de una cámara de seguridad, el asalto comenzó a las 7.04 y al verse rodeado, el conductor de la camioneta dio marcha atrás, chocó contra uno de los autos de los ladrones y se subió a la vereda e impactó contra el frente de una panadería, donde quedó detenida.

Esto fue aprovechado por los delincuentes -algunos con el rostro tapado y otros con gorra y/o capucha-, quienes abrieron las puertas de la Sprinter y mediante amenazas y golpes despojaron a los dos ocupantes de unos bolsos con dinero.

Siempre en función de las imágenes difundidas, a las 7.07 la banda escapó a bordo de dos de los autos y abandonaron el Ford Ka gris que quedó dañado en la parte delantera por la colisión con la camioneta de las víctimas.

En tanto, en el lugar del hecho también se pudo observar que la Sprinter antes de impactar contra la persiana de la panadería tumbó un poste de alumbrado público.

No es el primer hecho violento que sufren las personas camino a la Feria de La Salada, de hecho, hace menos de una semana dos micros que se dirigían hacia ese lugar provenientes de la ciudad de Mar del Plata, fueron baleados cuando circulaban por la ruta 2 a la altura de la localidad de Castelli.

Si bien increíblemente no hubo víctimas, las dos unidades de la empresa Micro Sur recibieron más de 90 disparos por parte de un grupo de desconocidos que los emboscaron en la madrugada del miércoles pasado.

“Nosotros hacemos un solo viaje por semana. Lo maneja todo Marianela, ella hace los tours de compras. No dudo de ella, para nada. No tengo nada malo para decir, me paga religiosamente. Es una mujer sola, emprendedora. Tampoco sé si estaba ella a bordo. Tampoco me acuerdo su apellido”, explicó Oscar Stellatelli, el dueño de la firma de transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.