En la despedida de Cvitanich, Banfield apenas empató y quedó afuera de la Sudamericana

Banfield quedó eliminado de la Copa Sudamericana al empatar 1 a 1 con la Universidad Católica de Ecuador, en la noche en la que Darío Cvitanich jugó el último partido de su exitosa carrera, en un cotejo correspondiente al grupo C de ese torneo continental.

En el debut de Claudio Vivas como técnico del «Taladro», el estadio Florencio Sola estuvo cubierto por el público para despedir a uno de sus goleadores históricos. Aunque el tanto de Banfield lo marcó Jesús Dátolo, que lo relevó sobre el final, con una espectacular chilena de zurda.

Con este resultado, Banfield quedó eliminado de la Sudamericana, mientras que la Católica ecuatoriana depende de la conjugación de resultados en un grupo en el que Unión La Calera y Santos pelean por la punta.

El argentino Miguel Rondelli, ex director técnico de las divisiones juveniles de Vélez y entrenador de los ecuatorianos, implementó una defensa con dos centrales fuertes y dos laterales altos, a los que paro más cerca de la mitad de cancha.

El equipo visitante está peleando la punta en el campeonato ecuatoriano y busca puestos de copas, mientras que Claudio Vivas plantó dos líneas de cuatro, pero con Urzi más libre para acompañar a Dario Cvitanich y a “Juanma” Cruz.

El local se mostró más agresivo y así Maciel tuvo dos oportunidades de cabeza que fueron conjurados por el arquero Darwin Cuero. Pero luego el partido se fue perdiendo en la intrascendencia, ya que Banfield solo provocaba resigo con tiros de esquina y centros, al igual que su rival, solo inquieto a Bologna con dos centros.

En el último partido de su carrera, Cvitanich se movió por todo el frente de ataque y bajaba a juntarse con los volantes, dejando a Cruz como la torre que debía pelearse con los zagueros rivales.

En el segundo tiempo, la Católica ecuatoriana se paró más adelante y mostró una actitud más agresiva, mientras que Banfield siguió buscando el arco rival. A los 10 minutos Giuliano Galoppo capturó un rebote afuera del área y fusiló al arquero visitante, que rechazó, y la pelota no pudo ser empalmada por Cvitanich para convertir el primero.

Y a los 21 minutos se dio el momento emotivo de la noche cuando Jesús Dátolo reemplazo a Cvitanich que se retiró llorando, mientras todo el estadio lo aplaudía y lo vivaba.

Banfield volvió a tener una chance, nuevamente en la cabeza de Maciel, que Cuero despejo con una gran volada. Con el ingreso de Dátolo, Perales y Álvarez, Banfield se fue al frente y recobró el espíritu goleador.

Y así pudo poner a los ecuatorianos contra su arco, hasta que a los 37 Quinteros desbordó y metió un centro ante el cual Dátolo realizó una pirueta sensacional para meter la pelota de chilena en el segundo palo. Y así llegó el gol para los del Sur.

Pero todo volvió a la normalidad con el descuento en el segundo minuto de descuento, cuando los ecuatorianos armaron una gran jugada con muchos pases en la que el argentino Alzugaray le dio un pase al vacío a Ismael Díaz y este definió suavemente ante la salida de Enrique Bologna para marcar el empate.

Los titulares de la Católica ecuatoriana que ingresaron en el segundo tiempo, le dieron el empate y mostraron la verdadera cara del equipo que sigue peleando el torneo ecuatoriano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.