Temperley volvió a empatar ante Villa Dálmine y no pudo achicar distancia con los de arriba

En Campana, Temperley y Villa Dálmine se sacaron un cero redondo. Insinuó algo más el equipo de José María Bianco, que alcanzó los cuatro partidos sin derrotas, pero a su orden defensivo y combatividad en el medio, la faltó esa pizca de audacia para arremeter contra un rival que ganó uno de los últimos nueve encuentros. El Gasolero sigue a siete puntos del Torneo Reducido.

La ausencia de Agustín Allione no pasó desapercibida en el esquema táctico del Gasolero. Sin «Peluche», suspendido por amonestaciones, el entrenador apostó al 4-4-2, con Ezequiel Gallegos dentro de la línea de volantes.

Ya el equipo va saliendo de memoria, salvo excepciones como en este caso. Temperley buscó darle circulación a la pelota y profundizar en los metros finales para Agustín Paz por afuera o Franco Toloza por adentro.

Al ritmo con el que jugaron le faltaron situaciones claras frente a los arcos. Y por ende, los goles. La falla, por ambos lados, estuvo en el último pase o centro para poner en aprietos a Alan Sosa o Matías Castro.

Pasada la media hora, Agustín Paz debió dejar la cancha por un golpe en la rodilla derecha. Intentó seguir, pero el dolor fue más fuerte y fue reemplazado por Brian Gómez, otro de características similares.

Recién sobre el final, el local llegó con un cabezazo de Camisassa al primer palo que fue bien controlado por el arquero. Intenso y parejo fueron los 45 minutos iniciales, aunque sin jugadas de peligro en las áreas.

Temperley tuvo más decisión en el complemento, a sabiendas de que podía quedarse con el premio mayor. Era aprovechar esa jugada y tener la paciencia para sacarle el máximo provecho. La tuvo Reinhart, tras pase de Gallegos, pero el remate de «Toto» se fue ancho por el segundo palo.

El «Chaucha» metió cambios. Apostó a los piques de Callejo y las subidas de Castet. Sabía el Gasolero que era el momento de arremeter contra Alan Sosa.

Los minutos pasaron y nada, apenas un remate franco de Gallegos sin problemas para el arquero. Y Dálmine, como en el primer tiempo, tuvo en un cabezazo de Moreyra la llave para romper el cero, pero le erró al arco.

La Síntesis

Villa Dálmine (0): Alan Sosa; Gabriel Pusula, Facundo Gómez, Fernando Moreyra y Diego Martínez; Laureano Tello, Braian Camisassa, Nicolás González y Rafael Sangiovani; Juan Cruz Franzoni y Federico Haberkorn. DT: Carlos Pereyra.

Temperley (0): Matías Castro; Mauricio Rosales, Ezequiel Rodríguez, Gastón Bojanich y Agustín Sosa; Agustín Toledo; Tobías Reinhart, Ezequiel Gallegos, Agustín Toledo y Pedro Souto; Agustín Paz y Franco Toloza. DT: José María Bianco.

Goles: No hubo. Cambio PT: 33m. Brian Gómez por Paz (T). Cambios ST: 0m. Agustín Alberione por Martínez (VD), 15m. Francisco Nouet por Camisassa (VD) y Juan Farías por Franzoni (VD), 17m. Facundo Callejo por Reinhart (T) y Facundo Castet por Souto (T), 27m. Gino Olguín por González (V), 32m. Franco Costantino por Haberkorn (VD) y 45m. Lucas Pittinari por Gallegos (T). Amonestados: Martínez (VD); Souto, Gómez y Castet (T). Arbitro: Rodrigo Rivero. Estadio: Coliseo de Mitre y Puccini.

Fuente: Diario La Unión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.