«HASTA LA VICTORIA SIEMPRE ROSITA…» Por Pedro Ponce

Hoy despedimos a Rosa de Camarotti, Madre de Plaza de Mayo de Lomas de Zamora, con quien compartimos muchas jornadas de lucha por la memoria, la verdad y la justicia, tanto en la Plaza de Mayo, en la Plaza de Lomas en el puesto junto a los artesanos, y donde libros referidos a la lucha de las Madres, remeras con la estampa de los pañuelos y sobre todo, largas charlas con los que se acercaban a preguntar por qué usaban esos pañuelos blancos en sus cabezas. Siempre Chela, Nadia, y Rosita nos recibían con mucho cariño y conversaban con nuestros hijes.


Cuando vimos que las reprimían el 19 de diciembre de 2001, nos fuimos todes a la Plaza de Mayo, y el 20 volvimos a estar. Estalló todo. Y las Madres una vez más, tenían razón.
Rosita tenía 94 años y sin embargo la edad, jamás fue un impedimento para salir a militar con Hebe, su compañera y amiga. Siempre asumiendo tareas relacionadas a esa lucha inclaudicable de las Madres, dando charlas, acompañando alguna lucha, pero además, Rosita, en su tarea se artesana, bordando los pañuelos de las Madres. Fue sin descanso su lucha por la “Aparición con Vida”, y el “Que digan dónde están los desaparecidos” o por el “Juicio y Castigo”. Todas consignas que fueron una orientación de lucha y que les permitió caracterizar los gobiernos que fueron pasando, según el reconocimiento y apoyo, o no, que había hacia ellas. Con todos se pelearon, menos con Néstor y Cristina.


Su hijo, Osvaldo Daniel, fue secuestrado un 18 de mayo de 1978. Su búsqueda fue incansable y desde que otra Madre, Azucena Villaflor, les propuso pelear juntas, unirse, organizarse para ser más fuertes. Se juntaban en la Plaza de Mayo para reclamar, para que las escucharan , o las recibieran. Querían saber donde habian llevado a sus hijes. Y un policia les dijo: «Circulando señores (asi en masculino), circulando». Y no pararon de circular alrededor de La Plaza, desde ese 30 de Abril de 1977.
Con valentía enfrentaron al monstruo de la dictadura, vencieron el miedo, y nos enseñaron a luchar, resistir y soñar por esa sociedad por la que peleaban los 30.000 compañeres desaparecides y de todes les que nos precedieron en la lucha.


Son nuestras Madres y sus hijes nuestros hermanes. Las cenizas de Rosita estarán juntas a otras Madres en La Plaza, y serán las semillas de ese mundo nuevo que soñaban nuestros hermanes desaparecides.
Un abrazo a toda su familia, y a los que siempre estuvieron cerca de ellas, acompañando y luchando. En especial a les cumpas de H.I.J.O.S., a la Mesa de Trabajo por la Memoria del ex Pozo de Banfield, al Observatorio de la Enseñanza de la Historia y los DDHH del ISFD 103, a Juana, Pola, Poly, Paula, Julia, Marcia, Ale, Pitu, Mimi, Fabio, Peli, Alda, Laura, Nora, Rubén, Claudia, Moni, Pato, Guille y seguro me olvido de muches. A les vecinos que la cuidaban siempre, en especial a Pablo Comeglio.


FM Voces fue creada para escuchar las voces bloqueadas en los medios hegemónicos de la seudo comunicación. Las voces de las Madres siempre tuvieron el espacio aquí. En especial, Nadia, Chela, Rosita y Norma.


Hasta la victoria siempre Rosita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.