«Que busquen a los culpables debajo de la tierra»: el reclamo de la madre de Nancy Videla, a un año del femicidio en Budge

A un año del femicidio de Nancy Videla, la mujer que fue hallada asesinada a golpes y sepultada en una vivienda de la localidad bonaerense de Ingeniero Budge tras permanecer una semana desaparecida, su madre exige que se investigue al entorno, mientras espera que se fije fecha para el juicio al único detenido por el crimen.

«Que busquen a los culpables hasta debajo de la tierra. Para mí hubo más personas implicadas. Una sola persona no puede hacer toda la masacre que le hicieron a mi hija», expresó Liliana Ayala, madre de Nancy (31), en diálogo con Télam.

Lo mismo consideró el juez de instrucción porteño Diego Slupski, quien al procesar por el femicidio a Damián Lezcano Mendoza (71) manifestó que el hecho fue cometido por dos o más personas mediante «un plan coordinado con división de tareas».

Nancy desapareció el viernes 26 de noviembre del 2021 cuando salió de su trabajo como empleada y niñera en una casa de familia, en el barrio porteño de Palermo.

Su cadáver fue hallado entre la noche del 2 y la madrugada del 3 de diciembre debajo de un contrapiso de una de las habitaciones de la vivienda de Lezcano Mendoza, de nacionalidad paraguaya, en Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que el acusado será juzgado por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 9 porteño, integrado por los jueces Fernando Ramírez, Ana Dieta y Luis Salas, quienes deben aún disponer la fecha de inicio del debate.

En el juicio, la acusación, que durante la instrucción estuvo a cargo del fiscal Marcelo Munilla Lacasa, será impulsada por su colega Ariel Yapur.

En la causa estuvo también procesado un sobrino de Lezcano Mendoza, Claudio Andrés Lezcano (30), a quien luego la Cámara del Crimen le dictó la falta de mérito.

La madre de la víctima les pidió a los jueces que «no le tengan piedad» a Lezcano Mendoza «como no la tuvo él para enterrarla y hacerle lo que le hizo» a su hija.

La madre de Nancy pido también que se profundice la pesquisa sobre el entorno de su hija, más precisamente en sus amigas, para saber con quiénes se frecuentaba.

La mujer, que vive en el departamento de Vera, al norte de la provincia de Santa Fe, reclamó a la Justicia que investigue al entorno de su hija, entre ellos a sus amigas y a su última pareja, Alan Leguizamón, quien, según dijo, «tiene denuncias por violencia de género».

«Después de que mataron a Nancy nunca más me llamó. Me dijo que no conocía a Lezcano Mendoza, pero él (Leguizamón) tiene una tía de apellido Lezcano que me aseguró que no eran familiares. Quiero que se investigue si es así», dijo la mujer.

La madre de Nancy pido también que se profundice la pesquisa sobre el entorno de su hija, más precisamente en sus amigas para saber con quiénes se frecuentaba.

Por su parte, Jorge Alfonso, abogado defensor de Lezcano Mendoza, aseguró que «no hay ningún elemento ni prueba que acredite de forma directa que él haya participado en el deceso de Nancy Videla».

«A él lo detuvieron en la puerta de su casa tomando mate. Les dijo a los policías que pasen mientras esperaban la orden de allanamiento. Solo hay comentarios absurdos de vecinos, no hay nada directo sobre la imputación que le recae. Él es totalmente ajeno y han participado otras personas», expresó a Télam Alfonso, quien también es defensor del múltiple asesino Carlos Robledo Puch.

No obstante, el juez Slupski procesó al sospechoso como «coautor» del delito de «homicidio agravado por haber sido cometido en perjuicio de una mujer con ensañamiento mediando violencia de género» (femicidio), delito que tiene como única pena la prisión perpetua.

Según el auto de procesamiento de 119 páginas -al que tuvo acceso Telám-, al fundamentar el agravante del ensañamiento, Slupski se basó «en el dolor o sufrimiento excesivo e innecesario que se le produce a la víctima con el fin de ocasionarle la muerte».

El juez consideró que se trató de «un plan coordinado en el que hubo división de tareas tendientes a quitarle la vida a Nancy Beatriz Videla, de forma violenta presumiblemente en el marco de una agresión sexual y por su condición de mujer».

Al describir el hecho, el juez consideró que se trató de «un plan coordinado en el que hubo división de tareas tendientes a quitarle la vida a Nancy Beatriz Videla, de forma violenta presumiblemente en el marco de una agresión sexual y por su condición de mujer».

«Los imputados golpearon y asfixiaron a su víctima en el interior de la finca de mención hasta darle muerte», agregó el juez al acusar en ese momento a Lezcano Mendoza y a su sobrino

El magistrado sitúa el crimen el 26 de noviembre luego de las 19, en una de las habitaciones de la casa de la calle Bucarest 2531 de Ingeniero Budge, donde fue descubierto el cuerpo de Videla la noche del 2 de diciembre.

El juez probó que la relación que tenían la víctima y Lezcano Mendoza por mensajes y audios extraídos de su propio celular, del cual el acusado borró los chats que tenía con ella.

El resultado de la autopsia determinó que la mujer murió a raíz de un «traumatismo encéfalocraneano y fracturas de cráneo» tras recibir 20 lesiones: tres fracturas en la cabeza y otras 17 heridas en el resto del cuerpo.

La clave para esclarecer el caso fue un llamado anónimo al teléfono de emergencias 911 en el que una mujer alertaba que Nancy era amiga del dueño de una propiedad de Ingeniero Budge, quien solía prestarle dinero para que ella pagara el alquiler de su casa y que además creía que tenían una relación sentimental, lo que despertó las sospechas acerca del hombre por parte de la propia denunciante.

«Este año lo pasé muy mal. Hace 15 días que fui al cementerio, le llevé unas flores y le pedí me de fuerzas porque me siento vacía. Me hija no se merecía esto, ninguna mujer se merece lo que le pasó», expresó Ayala, quien recordó entre lágrimas que hace tres meses soñó que Nancy la abrazaba y que le decía que la amaba mucho.

«Gracias a eso me levanté. Sentí su calor, su visita», concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *