El «milrayitas» arrancó con buen pie

los andes

Mauro Pajón clavó la pelota en un ángulo de tiro libre, para liquidar la historia en el Urbano y darle un gran triunfo a Los Andes sobre Morón 2-0. Antes Luís Zeballos había sacado la primera diferencia.

El equipo de De La Riva justificó la victoria luego de los goles. Generó tres situaciones y estampó los tantos a los 5 del complemento cuando el ex Colegiales de zurda batió a Migliardi y a los 22 con un poema del refuerzo.

 

Los partidos se pueden complicar, y mas contra un rival directo como visitante. Pero es ahí, donde tiene que aparecer la jerarquía individual, esa que define los partidos. Porque Los Andes no la pasaba del todo bien en el Oeste y en pocos minutos liquidó la historia, por una de las pocas maniobras colectivas que lo dejaron pisar el área, y por un tanto que quedará en el recuerdo durante mucho tiempo

 

No se sentía cómodo, le habían llegado varias veces en el arranque del segundo tiempo, pero por Zeballos, que capitalizó un rebote en el área, y por una obra de arte de tiro libre de Mauro Pajón, se llevó tres puntos de oro del Oeste.

 

Se vio un “Milrayitas” parecido a su versión del 2013, pero esta vez tuvo contundencia. Porque se contabilizan tres maniobras como incidencias y dos goles dentro de ellas. Del otro lado, un Morón que intentó, se desinfló y entró en el nerviosismo cuando quedó en desventaja

 

Sin dudas los de Lomas justificaron los tres puntos tras los goles, porque mostraron aplomo a partir de los siempre buenos rendimientos de Gagliardo, Martínez, Franco y Segovia, mas un Lorefice que nunca queda en deuda, con el todo, el conjunto que se brinda.

 

Con un 3-4-2, sumando a un “Chipi” Vera que todavía no encuentra su espacio en la cancha, la visita no podía tener la pelota en los primeros minutos y sucumbía ante un  “gallo” que de la mano de Martínez quería acercarse. Fue el 10 quien de zurda desató el primer remate a los 8 minutos que pasó cerca.

 

El encuentro era equilibrado, Los Andes no encontraba las maneras de atacar, y de vez en cuando pasaba algún sobresalto, pero eran 45 minutos típicos de un primer cotejo de año, sumado a lo que se está jugando en la zona alta.

Solo queda un remate de Franco luego de un tiro de esquina, y un peligroso cabezazo de Vaccaría, tras una buena jugada colectiva a los 27 minutos.

 

Para el complemento la actitud de Morón fue otra y en poco tiempo quiso sacar la ventaja. Barbieri le erró a una chance clara en el área, y varios envíos de los costados inquietaron a un siempre despierto Gagliardo. Con solidez atrás, y sin gestar mucho, los de De La Riva pudieron golpear justo cuando la noche se nublaba.

 

El incansable Rose no dio la pelota por perdida, llegó al fondo para habilitar a un Oswaldo Blanco, que se olvidó por unos minutos del castigo que siempre le propinan; Este intentó buscar a Noriega, pero el rebote en Berón le dejó servido el gol a un Zeballos que no venía haciendo bien las cosas, y que pisando por primera vez el escenario ajeno, lo fulminó a Migliardi.

 

Todo se hizo mas cuesta arriba para el local, y mas nítido para los del sur, que aun teniendo que sufrir un remate de Barbieri que tapó el arquero, entendieron como manejar los tiempos del encuentro, hicieron los cambios pertinentes (Barale por Vera y Vicente en lugar de Rose) y se encontraron con una joya para enmarcar y guardarla por mucho tiempo

 

A los 22, a Blanco le cometieron una falta un tanto lejos del área, pero Pajón se tuvo fe. Segovia y Martínez no pasaron, presagiando lo que podía pasar. El derechazo fue tan perfecto que no solo hizo esteril el vuelo de Migliardi, sino que además se colgó en el ángulo, en la intersección entre el palo y el travesaño.

 

Después de ello Akerman a los 32 tuvo el descuento pero se encontró con muchas camisetas “Milrayitas” en el área chica. Los Andes se mostró tranquilo se adueñó del ánimo del Urbano y festejó tres puntos valiosos.

 

Destacar otra vez el bloque defensivo, las ganas de Rose y Noriega. Oswaldo no tuvo su mejor noche pero participó de los dos goles. Pajón fue mas cuando paso al centro que por afuera y es el artifice de uno de los goles mas lindos del campeonato.

 

El equipo fue parecido al del 2013, teniendo que corregir la generación de maniobras, ya que todavía no ha encontrado jugadores que puedan desequilibrar en un lapso mayor de tiempo. Ahora bien, de seguir con el arco en cero y ser contundente de esta manera puede que el camino sea próspero, y con una visión del futuro mas optimista.

 

 

Podés ser el primero en comentar en la nota "El «milrayitas» arrancó con buen pie"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*