Una distribuidora de bebidas alcohólicas fue clausurada en Lomas

distribuidora

Inspectores del Ministerio de Salud bonaerense clausuraron una distribuidora de bebidas alcohólicas de Lomas de Zamora por no contar con la licencia del Registro y Control de la Comercialización de Bebidas Alcohólicas (Reba) que habilita la venta de alcohol y su posterior distribución a comercios.

En el operativo se secuestraron 741.744 botellas y la clausura formó parte del relevamiento que lleva adelante la dirección provincial de Reba en toda la Provincia, con el objetivo de verificar el origen de la cadena de venta de alcohol en forma ilegal.


El operativo se realizó durante la última semana en una de las distribuidoras más grandes de Lomas de Zamora. La cifra de botellas secuestradas es récord hasta el momento y supone un 45 por ciento de aumento respecto de las secuestradas durante todo 2013.

El ministro de Salud bonaerense, Alejandro Collia, aseguró que “si un kiosco, un bar, o un boliche venden alcohol sin tener licencia Reba es porque alguien lo abastece de manera ilegal, y las distribuidoras no pueden expender bebidas alcohólicas a comercios que no estén habilitados”.

Las leyes de Nocturnidad y de Comercialización de Bebidas Alcohólicas vigentes en la provincia de Buenos Aires, regulan la venta y expendio de alcohol y exigen requisitos comunes a almacenes, supermercados, hipermercados, restaurantes, deliverys, casas de comidas, bares discotecas y pubs.
“Todo lo que estamos controlando figura en las leyes de nocturnidad vigentes; los comerciantes y empresarios ya fueron notificados por escrito sobre la obligatoriedad de contar con la licencia y el resto de los requisitos, y saben que en caso de no cumplir con ninguna de estas reglas serán infraccionados con sanciones que incluyen, según el caso, clausuras, arrestos y multas”, señaló el titular del Reba, Juan Lauro.

Además, el Reba también realizó inspecciones en Almirante Brown, Florencio Varela, Ituzaingó, La Matanza, La Plata, Morón y Quilmes, donde clausuraron un total de 22 comercios sobre 124 inspeccionados, y se secuestraron más de 348 botellas.
En lo que va del año, se controlaron 2.206 comercios de la costa atlántica y el Conurbano, de los cuales 461 fueron multados, y se incautaron 760.205 botellas de alcohol.

Este verano, con mayor cantidad de inspectores y controles, la Provincia buscó profundizar los resultados que obtuvieron en los últimos años y reducir las consecuencias del consumo abusivo como siniestros viales, intoxicaciones y hechos de violencia.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Una distribuidora de bebidas alcohólicas fue clausurada en Lomas"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*