Caso Soriano: «No espero nada, es la mejor manera de no sentirme frustrada»

11840553

La madre de Érica Soriano, Ester, diálogo con FM VOCES y sostuvo que «no espera nada» de la Justicia a más de un año  de haber presentado un recurso en la Suprema Corte bonaerense por la desaparición de su hija. La joven fue vista por última vez en 2010 y el único imputado en la causa es quien fuera su pareja en ese entonces,  Daniel Lagostena,  excarcelado hace dos años.

 

«La verdad no espero nada. No soy muy amiga de la esperanza, me gusta accionar. No espero nada, es la mejor manera de no sentirme frustrada», enfatizó Ester Soriano, madre de Érica.

 

El año pasado, la familia Soriano acudió a la Suprema Corte de la provincia de Buenos Aires para reclamar por la detención de Daniel Lagostena, quien era pareja de la joven al momento de su desaparición. Es el único imputado en la causa y hace dos años fue excarcelado por «falta de pruebas», tras la decisión de  la Cámara de Apelaciones de Lomas de Zamora en diciembre de 2012.

 

«La familia está como siempre sin poder creer o que pasó. Mi hija no apareció, algo pasó y en alguna parte está. No se está haciendo nada al respecto. Hasta que la Corte resuelva no podemos hacer nada y esto va para largo. Lamentablemente estamos en la espera», sostuvo Ester en diálogo con FM VOCES.

 
Y, continuó: «Nosotros consideramos, el abogado, el juez, y el fiscal, hay pruebas suficientes para llevarlo a juicio. Se lo excarceló por falta de pruebas. Al juicio se va a llegar, así como están las cosas, no se puede hacer nada».
 

Asimismo, la madre de Érica detalló que se ha presentado en los Tribunales de Lomas de Zamora para averiguar sobre el estado de la causa. «Me dijeron que no está archivado el caso sino que con cada cadáver que se encuentra, lo que se hace es cotejar el ADN, ya que otra cosa no se puede hacer», contó.

 

En ese marco, expresó que continúa trabajando en la Asociación «Pre-Vení». «Somos una sociedad emocionalmente enferma, ayudamos a la gente a mejorar su autoestima. El ser humano tiene que re aprender. Queremos que las víctimas vengan antes del dolor, de los golpes, antes de que sea tarde. Veo que da resultado en las personas con las que estoy trabajando», señaló.

 

Sobre las víctimas de violencia de género, manifestó: «No puedo proteger  a la persona de sí misma. Una persona tiene que estar convencida de que quiere hacer un cambio en su vida, y esa parte le corresponde al otro. Cuando ya están viviendo esto, cuesta mucho salir».

 

Érica Soriano tenía 30 años y estaba embarazada de dos meses y medio al momento de su desaparición en agosto de 2010. La mujer vivía en Lanús junto a Lagostena, único imputado en la causa. La ex pareja de Érica había manifestado ante la Justicia que la mujer  había salido de su vivienda para visitar a la madre a la localidad bonaerense de de Villa Adelina, pero nunca llegó a destino. 

 

Podés ser el primero en comentar en la nota "Caso Soriano: «No espero nada, es la mejor manera de no sentirme frustrada»"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*