El «Gasolero» venció a Chicago y sigue dando pelea

temperley

Temperley venció 2-0 a Chicago haciendo un gran partido, está a un paso de clasificarse al Reducido y se perfila como el mas fuerte para lo que viene luego de doblegar al de Mataderos. López y Cucco los goles.

El “Animal” a los 8 minutos abrió la historia para facilitar un gran planteo propuesto por Ricardo Rezza que ya no deja dudas en cuanto a su trabajo. Lo decoró a 20 para el final Brian Cucco.

En un duelo decisivo, ya que ambos llegaron con metas de gran valor: el Cele, con la intención de quedar a un paso del Cuadrangular, y el conjunto de Mataderos, con el sueño de consagrarse campeón de la Primera B Metropolitana y asegurar el retorno a la Segunda División.

El encuentro comenzó altura a las expectativas. Al minuto de juego, luego de una aproximación del Torito que no generó mayor peligro, el local tuvo su primera llegada: una buena jugada colectiva, con mucho toque en el mediocampo, derivó en la aparición por sorpresa de Leonel Barrios, quién remató por encima del travesaño. Pese a que se fue desviado, la situación comenzó a marcar una tendencia que persistió:

Temperley dominante y agresivo, superando a su adversario y con precisión ofensiva. Una vez más, hizo gala de su mentalidad y compromiso, la propia de un equipo que comprende el presente que atraviesa. Y a los ocho minutos llegó la apertura del marcador: un centro desde tiro de esquina ejecutado por Leonardo Di Lorenzo, no pudo ser contenido por Nicolás Tauber, quién dejó caer el balón  y la salida en falso fue aprovechada por Luis López, que velozmente se acomodó con su habitual olfato goleador y estampó el 1 a 0 con un correcto zurdazo.

La rápida ventaja no modificó la concentración del equipo dirigido por Ricardo Rezza, sino que, por el contrario, le otorgó aún más confianza. Pudo neutralizar sobriamente los ataques de Nueva Chicago, efímeros, y que en líneas generales llegaron hasta 15 metros del arco defendido por Federico Crivelli. El Gasolero combinó solidez en su estructura defensiva, precisión en el manejo y potencia en ataque. Con respecto a las primeras dos virtudes, encontró en Adrián Arregui a su jugador fundamento, que tuvo un primer tiempo estupendo. El 2 a 0 estuvo cerca de llegar en reiteradas oportunidades: primero, con un remate de Cristian Quiñonez, a los 19 minutos, que se fue apenas desviado; a los 28, la más clara, el propio volante asistió a López, quién en diagonal y desde la puerta del área remató potentemente, exigiendo una fantástica respuesta de Tauber; y sobre el final, en los pies de Fernando Brandán (de destacado nivel), pero fue bien marcado al momento del remate.

El cuadro de Mataderos llegó con real cierto riesgo recién en el descuento. Luego de una buena jugada colectiva, Roberto Bochi disparó dentro del área, mordido, y Crivelli contuvo con tranquilidad. El Cele repitió el nivel de partidos anteriores, pero fue enaltecido por la magnitud de su rival, que más allá que no pudo contrarrestar la presión gasolera, demostró en destellos las virtudes que lo llevaron a ser el cómodo líder de la categoría. La superioridad de Temperley en el primer tiempo fue, de todas formas, incuestioble y absolutamente notoria.

En el complemento, los adiestrados por Pablo Guede avanzaron unos metros en su posicionamiento básico. Este hecho, comenzó siendo favorable para Temperley, que hizo méritos para aumentar el marcador. A los 48 minutos, Di Lorenzo asistió a López, quién picó solo al vacío y, mano a mano con Tauber, definió apenas desviado al palo izquierdo del portero. Inmediatamente, en la acción siguiente, otra vez el Animal ingresó al área con balón dominado y remató potentemente, pero el arquero verde volvió a reaccionar de gran forma y rechazó una pelota que fue cabeceada por Brandán y terminó en el techo del arco. A los 52, el Torito respondió con un disparo de de Nicolás Sainz, tras un buena acción colectiva armada pacientemente, que Crivelli atajó sin serios problemas. Y a los 54 llegó la más peligrosa del visitante hasta ese momento: un buen centro desde la izquierda fue capitalizado con la cabeza por Christian Gómez (bien marcado por Darío Salina a lo largo de la totalidad de cuel) y el guardián del arco celeste se lució desviando formidablemente con la punta de sus dedos un balón que tenía destino del gol.

Por primera vez en el partido, de a poco, la posesión pasó a ser de Chicago durante un lapso de tiempo no demasiado extenso, aunque no tuvo la claridad de las dos situaciones anteriores. El Cele aguantó con prestancia el momento relativamente adverso y volvió a inclinar la cancha, primero con contraataques (de esa manera casi estira el marcador con un remate de Di Lorenzo, que se fue apenas por arriba del travesaño) y luego con la presencia en el medio desplegada en la primera mitad. Ya los 70 minutos, el muy buen juego de Temperley volvió a encontrar recompensa: tras un córner a favor bien rechazado, Arregui recuperó el balón en el medio y se lo cedió a Di Lorenzo, quién asistió a Brian Cucco, que aún permanecía en el área, y el zaguero, en soledad, con su cabeza, firmó el 2 a 0. Tranquilidad absoluta, que se prolongó hasta el pitazo final del árbitro Gonzalo López Aldazábal.

El Cele jugó un partido excelente, a nivel colectivo e individual. Arregui y Di Lorenzo fueron emblemas y figuras, aunque la individualización a la hora de destacar puede resultar injusta, dado que el equipo, como un todo, rindió de gran manera. Derrotó con total justicia a un conjunto que llegó con chances de ser campeón, superándolo en todas las líneas, durante casi los 90 minutos. Si el miércoles gana, Temperley asegurará su lugar en el Reducido. Quedan tres finales, pero la ilusión, inmensa, tiene motivos de sobra para sustentarse.
_____________________________
FICHA DEL PARTIDO
TEMPERLEY (2): Crivelli; Barrios, Aguirre, Cucco, Romero; Arregui, Salina, Quiñonez, Di Lorenzo; Brandán, López.
SUPLENTES: De Bórtoli, Del Castillo. Paz, Gianunzio, Sambueza, Herrera, Corado.
DT: Ricardo Rezza
NUEVA CHICAGO (0):Tauber; Scifo, Escudero, Lanaro, Sainz; Bochi, Farías, Barbona; Gómez, Montenegro, Melo.
SUPLENTES: Monyor, Caballero, Fáttori, Francou, Petroveli, Balducien, Acosta.
DT: Pablo Guede

GOLES: 8´ Luis López (T), 70´ Brian Cucco (T).
CAMBIOS: 56´ Lucas Balducien por Agustín Farías (CH), 69´ Ezequiel Petroveli por Andrés Montenegro (CH), 69´ Martín Caballero por Nicolás Sainz (CH), 69´ Fabián Sambueza por Fernando Brandán (T), 76´ Gastón Corado por Luis López (T), 85´ Emiliano Gianunzio por Cristian Quiñonez (T).
AMONESTADOS: 19´ Agustín Farías (NCH), 42´ Gastón Aguirre (T), 76´ Roberto Bochi (CH), 81´ Adrián Scifo (CH).
EXPLUSADOS: No hubo.

ÁRBITRO: Gonzalo López Aldadábal
ESTADIO: Alfredo Beranger
RECAUDACIÓN: 83.500 pesos.

Podés ser el primero en comentar en la nota "El «Gasolero» venció a Chicago y sigue dando pelea"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*