Uriel, el chiquito atropellado por el inspector, fue dado de alta y volvió a su casa

uriel
Uriel, el pequeño que había sido atropellado a comienzos de marzo, ya recibió el alta este jueves y pasó el fin de semana rodeado del calor de sus afectos en su hogar, por primera vez en casi dos meses. Necesitará otra operación.
Verónica Alfonso, tía del nene, contó que para celebrar el acontecimiento, el nene de 8 años fue recibido “en la entrada de su casa con carteles y globos”, en el marco de una reunión familiar muy emotiva.
El nene se desplazará en silla de ruedas hasta que termine la rehabilitación por la operación de su pierna izquierda, a la que fue sometida a principios de mes. Si bien aún respira con ayuda de una sonda, la familia destacó que “los médicos son optimistas y calculan que en tres meses ya podrá inhalar por sus propios medios”.
“Por un lado está la felicidad de toda la familia por tenerlo de vuelta en casa, pero a veces nos da miedo por los cuidados que necesita”, apuntó Verónica. “Hay que tener mucho cuidado de que no se golpee la cabeza”, recordó. Es que en el accidente, el nene sufrió hundimiento de cráneo y debe ser intervenido, pero la cirugía fue postergada.
De todos modos, Uriel está feliz de poder estar en su casa, con su familia. “Está re contento: habla mucho, los reconoce a todos, nos abraza y nos besa mucho”, contó emocionada la tía.
“Cuando me enteré de la noticia me puse mal”, afirmó Luis, abuelo del nene. “Al principio era lo que menos quería (por el alta), porque un golpe en la cabeza puede ser fatal para él” explicó. Sin embargo, el abuelo destacó la “alegría” que sintió cuando por fin pudo ver a al chiquito jugando junto a sus otros nietos. También destacó el hecho de que Uriel “pueda volver a sentarse en la mesa” luego de un mes y medio terrible para la familia.
EL CASO
Uriel, de 8 años, viajaba con su tío a bordo de una moto cuando, en la esquina de Homero y Tartagal, en Villa Albertina, fueron embestidos por el Peugeot 207 que conducía Carlos Tallión. El hecho sucedió el 8 de marzo cerca de las 22.
El nene sufrió diversos traumatismos y fue atendido de urgencia en el hospital Oscar Alende de Ingeniero Budge. Una vez estabilizado, fue derivado al hospital Juan P. Garrahan de Capital Federal, especializado en pediatría.
El acusado Carlos Alberto Tallión, quien era un empleado del Municipio de Lomas de Zamora, fue suspendido del cargo. Los inspectores amenazaron con una medida de fuerza en apoyo a Tallón.
Intervienen en la causa la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 16 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, el Juzgado de Garantías 5, a cargo de Marisa Salvo.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Uriel, el chiquito atropellado por el inspector, fue dado de alta y volvió a su casa"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*