Colectiveros de las lineas 543 y 544 reclaman seguridad, pero sin parar

10629626_821605107872850_4768941219475348503_n

Los choferes de las líneas 543 y 544 denunciaron ataques contra ellos y continúan la protesta porque, aducen, pese a las reuniones con autoridades, los hechos no se detienen.
El miércoles de la semana pasada, los usuarios se vieron sorprendidos por un paro que fue una forma de reclamar “seguridad” a partir del ataque a un chofer de la línea en la víspera.
El delegado de las líneas 543 y 544, Alejandro Bonelli, aseguró que hay reuniones recurrentes para tratar la problemática, pero no hay mejoras concretas. Explicó que aunque la Policía se comprometió a “redoblar el esfuerzo” y desde la Municipalidad de Lomas de Zamora les aseguraron que “hay cámaras de seguridad ‘por todos lados’, cada día se está convirtiendo en un caos y la inseguridad es tremenda”.

La semana pasada un chofer fue baleado mientras realizaba su recorrido. Eso generó que los choferes se unieran en el reclamo por mayor seguridad y realizaran el miércoles un cese de actividades.
Aseguró que por el momento desde el gremio no tienen pensada un nuevo corte de líneas a menos que estos hechos delictivos continúen. “Uno trata de no tomar una medida y de poder damnificar a los demás pero si no lo haces no te escuchan”, comentó resignado.

Bonelli precisó que mantienen reuniones con el gremio, la Unión Tranviaria Automotor (UTA), autoridades de dependencias policiales de Lomas de Zamora y autoridades municipales. Explicó que “los robos están todos denunciados” y las reuniones se realizan de forma semanal para informar sobre los hechos que suceden en esos días, pero “no hay mejorías”.

Frente a los hechos denunciados, Bonelli explicó que se modificó el recorrido de uno de los ramales de la línea. “Por falta de seguridad, se cambió el recorrido del Ramal C”, explicó, al tiempo que aclaró que el Ramal P no funciona por la noche. “Pasan por barrios muy complicados”, apuntó.

El martes de la semana pasada, Carlos Urrea, un chofer de las líneas 543 y 544, de poco más de 30 años, fue asaltado y recibió un disparo en el brazo alrededor de las 22, mientras realizaba su recorrido por la zona de Parque Barón, Lomas de Zamora.

Dos días después, un conductor sufrió un robo “en el fondo de Santa Marta”, acotó el delegado. “Sabemos que los robos los vamos a seguir sufriendo porque estamos en una sociedad complicada, pero es lamentable hablar así porque nos estamos acostumbrando”, concluyó.

Días atrás, choferes de las líneas 159, 160, 278, 283, 318, 501 y 514 realizaron un paro y manifestaciones por el asesinato de un chofer.

Podés ser el primero en comentar en la nota "Colectiveros de las lineas 543 y 544 reclaman seguridad, pero sin parar"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*