Los Andes a un paso del ascenso

noticia_8092j

Los Andes empató 2-2 ante Acassuso cuando perdía 2-0 manteniendo los cuatro puntos, y quedando cerca del objetivo. De la mano de Cisterna, Lorefice y Nardozza remontó algo que parecía imposible en el entretiempo.

Desde dos tiros de esquina, Mazulli de cabeza y Ortíz de volea le daban la ventaja a los de Otta en un primer tiempo donde fueron superiores.  Cisterna en el inicio del complemento y un gol terrible de Lorefice que pateó y fue a buscar su propio rebote le dieron el punto que puede ser del campeonato.

Nardozza dice en sentido figurativo que sus jugadores son guerreros, y que cada partido es una batalla que hay que intentar ganar. Lo repite hasta el hartazgo y trata de ser paciente y nunca mirar mas allá del encuentro que viene.

Este Los Andes demuestra que juega así, con el cuchillo entre los dientes, y que hasta que no le cuenten hasta 10, no lo pueden dar por noqueado, porque se levanta y a lo Rocky Balboa, con el suspiro final, siempre te gana.

La muestra la dio en el partido mas importante del campeonato, donde estaba “Groggy”, 2-0 abajo, sin saber para que lado correr, y luego de un entretiempo de cachetazos anímicos, gol tempranero, cambios claves y rendimientos individuales superlativos, sacó ese punto que lo sigue dejando a cuatro unidades, a falta de nueve por jugar.

Porque no sabía como parar a Romero por derecha, perdía la mitad de la cancha, hacía agua en las pelotas paradas, y al no tener tanto el balón, no podía generar demasiado. Pero Cisterna y Lorefice se pusieron el equipo al hombro, Nardozza metió cambios que fueron determinantes, y Los Andes sacó uno de esos empates que no olvidará en su vida, y que lo deja en la puerta del objetivo.

Con Ada por izquierda y Romero por derecha, Acassuso hacía estragos en las espaldas más que nada de Maxi Barreiro. Mazzulli lanzador, Salvatierra-Pumpido arrastrando marcas, con mucha movilidad, y siendo punzantes ante una defensa que mostró un quedo importante en los 45 iniciales.

Las dos primeras fueron un tiro de Ada, y un remate de Cisterna que controlaron bien los arqueros.
De a poco fue creciendo el local, que llegó al primer tanto en el minuto 20 desde la prodigiosa pegada de Romero desde la derecha que encontró un salto letal de Mazzulli para hacer besar la red de Gagliardo.
Era merecida la ventaja porque se mostraba mejor pisado el local y mas cuando desde el mismo cuarto de círculo, el mediocampista ofensivo despegó nuevamente el balón y encontró la volea de Ortiz a los 36 para el 2-0.

Anonadados estaban en Lomas, sabiendo que era un cotejo difícil, pero sin imaginar que podían estar debajo de esa manera. Los minutos en la primera mitad pasaban y más allá de otro remate de Galeano, poco sucedía.

En el entretiempo el giro de 180 grados se entiende por varias razones. Se imagina una charla dura y motivadora en el vestuario. Un equipo visitante que se adelantó 20 metros mínimo en la cancha, contra un rival que fue cediendo con ese temor de perder lo que había construido, que lo dejaba a uno del liderazgo.

Y algunos nombres claves. En la cancha Cisterna y Lorefice para comandar, mas Galeano en el desequilibrio, los centrales mejores plantados, Martínez en el ida y vuelta por derecha, sumado a Vera y Noriega que siempre intentan.

En el banco un entrenador que jugó varios plenos y acertó todos. Zeballos conteniendo, Lorefice, Cisterna sueltos; Galeano de wing izquierdo y todos a buscar el descuento que llegó rápidamente, por una buena maniobra colectiva, que terminó en un envió del ex Santamarina quien encontró a Cisterna, para la primera factura con la camiseta de Los Andes.

Literalmente se lo llevó por delante el equipo de Nardozza, aunque una contra pudo haber cambiado la historia. Romero quedó mano a mano, se nubló ante la inmensidad de Gagliardo y la tiró afuera.

Luna por Zeballos y Ruibal en lugar de Martínez. El surgido de las inferiores armó una gran maniobra en su primera intervención sacó un centro que quedó boyando en la medialuna y allí toda la cancha se paralizó menos el capitán.

Lorefice a los 37 minutos sacó un derechazo fulgurante que rebotó en Pedreira; ese rebote muerto en el área lo volvió a tomar el referente de este plantel que hizo besar la red, estremeció a todo Lomas de Zamora y puso un empate que era impensado en el entretiempo.

Hasta quedó tiempo para un mano a mano de Galeano y un cabezazo de Pedreira que contuvo Nardozza.
Un encuentro electrizante, donde los dos demostraron porque son los que están aun peleando el campeonato.

Para Los Andes era irse con las manos vacías, muchas dudas y un punto de ventaja, transformándose en un 2-2 mágico, una distancia de cuatro unidades y con el autoestima mas arriba que nunca.

Para Acassuso era la distancia mínima, un 2-0 letal, tres fechas para quedar primero y la confianza plena. Terminó siendo un vestuario donde no deben haber encontrado los porqués, sabiendo que será muy cuesta arriba, no tanto desde la tabla, sino desde el factor anímico poder cambiar el rumbo del campeonato.

Son esas batallas que van a quedar en la memoria de la gente, esas batallas donde hay héroes, y está vez el que llenará las páginas de los libros de historia de Los Andes será Fernando Lorefice por el gol, Fabián Nardozza por los cambios y todo este grupo por lo que viene entregando fecha a fecha

Acassuso (2): Julio Salva; Guillermo Santana, Emiliano Pedreira, Hernán Ortíz, Facundo Bazán; Brian Romero, Lucas Mazzulli, Alejandro Friedrich, Gastón Ada (ST 16` Julián Giménez); Facundo Pumpido (ST 27` Federico Pagella) y Damián Salvatierra (ST 36` Patricio Islas Casares). Suplentes: Nicolás Angelotti, Ibáñez, Santiago Prim y Damián Gómez. DT: Walter Otta.

Los Andes (2): Maximiliano Gagliardo; Emmanuel Martínez (ST 36` Franco Ruibal), Daniel Franco, Juan Pablo Segovia, Maximiliano Barreiro; Diego Galeano, Fernando Lorefice, Luis Zeballos (ST 24` Damián Luna), Diego Cisterna (ST 42` Mariano Barale); Ricardo Vera y Alejandro Noriega. Suplentes: Federico Díaz, Gustavo Ruiz Díaz y Gregorio Abregú. DT: Fabián Nardozza.

Goles: PT 20` Mazzulli (A) y 36` Ortíz (A); ST 8` Cisterna (LA) y Lorefice 38` (LA).
Amonestados: Bazán y Friedrich (A); Franco, Lorefice y Luna (LA).
Arbitro: Ignacio Lupani.
Asistentes: Nicolás Rosaminer y Mariano Cichetto.
Cuarto Arbitro: Hernán Mastrángelo.
Estadio: Platense (local Acassuso).

Podés ser el primero en comentar en la nota "Los Andes a un paso del ascenso"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*