Caso Parque Barón: Además de matarla, el asesino también abusó de Marcela Márquez

poti lomas

Walter Marcelo Ciumina, el ex convicto que estaba en libertad condicional y fue detenido por el crimen de la costurera Marcela Márquez en Lomas de Zamora, se negó a declarar ante la Justicia y quedó preso no sólo por homicidio calificado, sino también por robo y por el abuso sexual de la víctima, informaron hoy fuentes judiciales.
«Poti» Ciumina (21) fue indagado ayer por la tarde por el fiscal Nicolás Espejo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 de Lomas de Zamora, quien decidió dejarlo detenido con una carátula que prevé una pena de prisión o reclusión perpetua.

En su anterior paso por la cárcel, el ex preso detenido el miércoles por el crimen de Marcela Márquez fue dejado en libertad condicional por la Sala III de la Cámara de Apelaciones local, pese a que un juez de ejecución penal se negaba y un informe del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) lo desaconsejaba.
Fuentes con acceso al legajo penitenciario de Ciumina informaron a Télam que los psicólogos y asistentes sociales de la Unidad 54 de Florencio Varela, donde el imputado estuvo preso hasta hace un mes, afirmaron en un informe que era «inconveniente su libertad».
Según los mismos voceros, aquel informe penitenciario, elaborado en enero de este año, señala que Ciumina «no tuvo postura autocrítica del hecho que cometió».
Además, los especialistas indican que «se pone en duda su capacidad de respetar límites y normas en libertad» del imputado, que mostraba «desinterés para actividades culturales y laborales intramuros» y que «no tiene una oferta laboral concreta».
A favor del condenado, el informe señalaba que Ciumina tenía buena conducta, no presentaba sanciones disciplinarias en el penal y había tenido allí una buena adaptación a la vida intramuros.
Las fuentes explicaron que Ciumina fue condenado el 11 de mayo de 2012 a una pena de dos años y ocho meses de prisión en una causa por «robo agravado por efracción», o sea que el hecho se cometió con violencia y\o rotura de algún acceso de una vivienda.
A principios de 2013, la defensa de Ciumina pidió su libertad condicional, se mandó a realizar el informe penitenciario y, a raíz de sus conclusiones, el juez de Ejecución Penal de Lomas de Zamora Francisco Mario Valitutto, le negó el beneficio.
Sin embargo, las fuentes explicaron que la defensa apeló ante la Cámara de Apelaciones y Garantías de Lomas de Zamora y su Sala III, con la firma de los jueces Tomás Alberto Bravo y Jorge Tristán Rodríguez, le otorgó la condicional a Ciumina, quien así recuperó su libertad el 7 de marzo pasado.
«Poti» Ciumina está preso desde ayer acusado de haber asesinado el martes pasado, a golpes y cuchilladas, a la costurera Marcela Márquez (45), en su domicilio de la calle Isla Soledad al 2000 de Lomas de Zamora.
La mujer fue encontrada moribunda y en ropa interior y las sospechas recayeron desde un principio sobre Ciumina, quien solía frecuentar el lugar porque en otra casa del mismo predio vive su novia, porque lo vieron salir del lugar y porque en la escena del crimen quedó tirado su DNI y la constancia de egreso del penal.
Márquez fue trasladada de urgencia al Hospital Gandulfo y luego al Fiorito, pero murió por las graves lesiones que presentaba.
La autopsia determinó que Márquez falleció como consecuencia de un fuerte traumatismo craneoencefálico, ya que se sospecha que el asesino le golpeó la cabeza contra una pared o un mueble.
Pero además, la víctima estaba degollada y, de acuerdo a los forenses, el profundo corte en el cuello le lesionó hasta la tráquea y le provocó una hemorragia que comprometió las vías aéreas.
Si bien en el hospital los médicos creen que no hubo violación, los médicos forenses de la Morgue Judicial Lomas de Zamora no descartan que haya sido abusada en estado de inconsciencia y por eso no se encontraron las lesiones típicas de una relación forzada, aunque esto se confirmará o desechará con estudios complementarios.
Freddy, el esposo de la víctima, aseguró hoy que no va a «parar hasta lograr la destitución» de quien liberó al presunto homicida al que calificó como una «bestia».
Los propios vecinos que organizaron marchas y reclamos porque «Poti» estuviera libre, fueron quienes ayer por la tarde lo encontraron merodeando en el cruce de las calles Fleming y Madrid, de la localidad de Parque Barón, en el partido de Lomas de Zamora.
Allí lo interceptaron, golpearon y finalmente se lo entregaron a la policía, que lo trasladó a la comisaría 9na. de Lomas de Zamora, donde quedó detenido.
El caso es investigado por el fiscal César Lucero, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 13 de Lomas de Zamora, quien en las próximas horas indagará a Ciumina por «homicidio».

Podés ser el primero en comentar en la nota "Caso Parque Barón: Además de matarla, el asesino también abusó de Marcela Márquez"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*