«Queremos que no se pierda la frescura»

La Brasil (2)

* Por Melisa Pardo

* Foto: Casandra González

* De AGENDA CULTURAL PRISMA

 

La Brasil consigue que el espectador se mueva en su silla o baile por el lugar de encuentro en el que está, y lo hace a través de un repertorio que incluye samba funk, bossa nova, pop brasileño, mezclando a María Rita, Gilberto Gil, Paula Lima, Black Rio, entre otros.

La banda que lleva el nombre del país vecino comenzó a caminar hace ya diez años. En sus inicios, fue un trío que tuvo a Scalco a la cabeza pero hoy en día son siete: Juane Costa en guitarra y cavaquinho, Esteban Rotunno  en Batería, voz y dirección, Alejo Scalco en teclado y voz, Mariano Promet en bajo y voz, Facundo Mamondiz en percusión, Guido Baucia en saxo y Mariana Iturri  en voz y flauta traversa.

“Tocar es como salir a la cancha a jugar”, asegura la banda de zona sur que juega con la música del país carioca y remarca que, frente a la puesta en escena, les “sale el niño interno”.

 

¿Cómo fueron los primeros pasos?

Scalco: Fundé esta banda hace diez años, y arrancamos muy diferente. Fuimos un trío. Yo tenía la ilusión de hacer música brasileña porque siempre trabajé en esto fuera del país, no en Brasil, sino en España. También en Brasil hice algunos carnavales. Pero siempre quise armar un grupo de música brasileña y no encontraba cantante. Entonces me largué a cantar yo, y lo hice con un trío. Después fui buscando los músicos, pasándole los datos de esta música, hasta que llegamos a este grupo maravilloso.

 

¿Cómo fue el pasaje de un trío a un septeto?

Scalco: Había un grupo que se llamaba “Panta Rei” que estaba integrado por muchos de los integrantes de acá, el guitarrista, bajista, y la cantante, que también hacían música brasileña. Ellos venían a ver el trío mío, yo iba a verlos a ellos, y a muchos de esos chicos los llamé cuando ese grupo se desarmó. Les dije ‘ustedes que tienen experiencia, vamos a hacer algo juntos’. Se fue dando simultáneamente.

 

¿Cómo es la relación entre ustedes?

Scalco: Espectacular. Esto arranca primero siendo una familia, de mucha amistad, y después profesionalmente también. Nos llevamos todos muy bien.

Iturrri: Lo que más me gusta de La Brasil es el grupo humano y el repertorio que elegimos, que por suerte lo elegimos siempre entre todos. Y que nos divertimos y la pasamos bárbaro, porque además de tocar juntos, somos amigos.

 

¿Qué destacarían de La Brasil?

Scalco: Con falsa modestia, digo que de los grupos de música brasileña que hay en la Argentina, nosotros somos los que hacemos un repertorio más variado. Nos jugamos para hacer casi todos los estilos de la música brasileña. Solamente dejamos los que nos parecen de baja calidad. Hacemos samba, funk, bossa, axe de bahía, entre otros.

 

¿Qué otro elemento destacaría a La Brasil de otras bandas argentinas que trabajan este género musical?

Scalco: Los grupos que hay acá de música brasilera suelen ser muy chicos porque es muy arriesgado hacerlo. Pero nosotros, como no lo hacemos con fines muy comerciales, nos tiramos a hacerlo bien y con bastante gente, con bastantes integrantes.

 

¿Qué eventos los fueron marcando como banda?

Scalco: Fue muy importante el Festival Argentino de Bossa Nova, que se hace todos los años. Fuimos convocados. Vamos a salir en la televisión pública, en un programa que se llama “Vivo en Argentina”, que entramos dentro del rubro “Música Fronteriza”. Supongo que será justamente por lo exótico de ser una música fronteriza hecha por argentinos.

 

Alejo (Scalco) fue formando la banda hasta lo que es hoy, ¿cómo fue la convocatoria al resto?

Promet: Me acuerdo que empecé en el grupo una fecha que hicieron con La Brasil en el Café Brown, que fue justamente el cumpleaños de Esteban (Rotunno), y fue la última vez que tocaba el bajista que estaba antes. Esa misma noche, me dijo si quería empezar a tocar. Lo curioso es que eso pasó en el cumpleaños de él, y mi cumpleaños coincidió con la primera fecha que hice con La Brasil. Así que siempre de fiesta. Eso fue en el 2010.

Rotunno: Juane (Costa) venía en reemplazo de Jorge García que antes estaba en la guitarra. Después Jorgito se fue y Juane entró. De hecho, nosotros empezábamos a grabar el disco y Juane se aprendió todos los temas para grabar el disco.

 

¿Qué aporta a la banda tener una voz femenina?

Rotunno: Para mí, camina toda la banda con eso.

Promet: Además de que Mariana en particular creo que es una de las mejores cantantes que hay en todo género, y en música brasilera en particular acá en el país es la mejor. Lo que hace una diferencia con ella es que es músico además de cantante. Para uno, que en general está acostumbrado a que los cantantes sean sólo cantantes, está buenísimo eso porque permite otro tipo de diálogo más fluido.

Costa: Entre nosotros hay aportes distintos siendo hombres. Una mujer tiene una sensibilidad distinta. No sé si más, o menos, pero tiene una diferencia.

 

¿Cómo es organizar un show?

Rotunno: Cuesta el arreglo con el lugar. Abrir para Capital por ejemplo. Cruzar el charco es difícil. No sé si por una cuestión de espacios allá, sino también el arreglo. Hablando sindicalmente, ir desde el sur hasta Capital implica un ‘pequeño’ costo y si sigue aumentando la nafta va a ser cada vez mayor (risas). Entonces, hay que compensar eso con lo que sucede económicamente con las entradas allá.

 

¿Cuál es la diferencia entre tocar en zona sur y tocar en Capital?

Rotunno: Estamos tocando en Notorius (en Capital), y está buenísimo. Se cobra directamente una entrada fija al lugar, que no es una exageración de cara, pero no es lo que nosotros estamos acostumbrados a cobrar acá, porque tocamos más seguido acá. Entonces si no pudiste ir un día a uno en Adrogué, vas a las dos semanas a Burzaco, y así. Y allá no es así. No me parece que esté tan mal, pero también cuesta llevar gente del sur para allá.

Costa: Cuesta mucho generar un público que sea genuino de entrar en ciclos donde se toque música de determinado estilo, en este caso de música brasilera. Pasa en general que el lugar tenga gente habitué que vaya a ver quién toca sin saber quién es. Estamos acostumbrados a ir a ver a bandas que conocemos, o porque son amigos o un amigo te contó. Entonces vas de a poquito.

 

¿Cuál es la expectativa ante una presentación?

Rotunno: Que los temas salgan bien, pero a la vez que no se pierda la frescura. Ensayamos, pero después en vivo aparecen cosas que en los ensayos no estaban planeadas, y eso está bueno. Poder entrar y salir bien de esas situaciones. Si pinta un solo, que sea un solo, y que dure lo que dure. Que eso no deje de suceder. También pasa por el sonido, porque la banda está conectada, porque la gente está enganchada. Sale solo. Y si la gente lo recibe, en el próximo tema se va a hacer de vuelta.

Costa: Hay fechas que estamos más conectados en ese sentido, que sale todo prolijito, todo bien, pero nosotros sabemos que no hubo una conexión real. Y hay otras que decimos ‘bueno, conectamos, hicimos muchas ideas nuevas’ y es como un plus que le agrega. Cuando a la gente le llega el mensaje de que uno está jugando, también se copa, le gusta. Si haces una música muy estructurada, y que todo es siempre preciso donde tiene que caer, se pierde algo. Siempre está bueno que un poquito esté abierto al juego.

Iturri: Que la gente se divierta y que la pase bien, eso es lo más importante.

 

* Más entrevistas y toda la movida cultural en www.agendaprisma.com

Podés ser el primero en comentar en la nota "«Queremos que no se pierda la frescura»"

Dejá un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*